El sector de transporte superficial está operando con menos de 20% de las unidades disponibles, según indican las fuentes consultadas. La demanda de combustibles, indican, nunca había sido tan baja. Mientras tanto, en algunos estados del país, especialmente los fronterizos, se denuncia la existencia de un mercado negro dolarizado.

sin combustible

La escasez de gasolina en Venezuela ha representado un problema significativo para los venezolanos. Con la llegada de la pandemia del coronavirus al país, la situación ha empeorado significativamente en los últimos días debido a la cuarentena, denuncia la Asamblea Nacional, a través de una nota.

Lea también: Peso colombiano se derrumba frente al dólar y queda en mínimo histórico

«Solo funcionarios y sector priorizado por el régimen de Maduro han logrado surtirse del combustible».

Trabajadores de la salud en el estado Zulia han presionado a las entidades gubernamentales con la finalidad de flexibilizar la medida y lograr el suministro de gasolina al sector.

Las demás regiones del país se encuentran sumergidas en el caos, debido a que las estaciones de servicio están dispuestas solo para oficiales del gobierno, y los efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) que controlan los expendios actúan con instrucción de mantener un control estricto sobre el suministro.

Los ciudadanos con vehículos particulares y transporte público no han logrado abastecerse y el régimen de Maduro no ofrece soluciones a los venezolanos.

El ex presidente de Fedeagro, Antonio Pestana advirtió sobre la eventualidad de un colapso de la producción agrícola por falta de combustible.

sin combustible gasolina

La escasez de combustible en el interior del país se ha convertido en un problema estructural. Desde hace unos cuatro años comenzaron los problemas en el suministro, que finalmente desembocaron en un severo racionamiento, que hoy se agrava con la llegada del coronavirus, señala el dirigente a Sumarium.

“No hay gasolina, no hay gasolina para nadie. Las refinerías están colapsadas. No producen nada. Sabemos que la Refinería El Palito está paralizada, al igual que Amuay en Paraguaná. No hay de donde sacar combustible. No hay tampoco importaciones. La situación es grave. Y más en un momento como el que hoy vivimos”.

Pestana adelantó además que las labores de resiembra, definitivamente, no se podrán hacer. “Podríamos eventualmente sembrar frijoles, porque no requiere de fertilizantes. Y sobre el arroz y el ajonjolí veo muy difícil acometer labores de siembra”, dijo.

Según fuentes del sector de expendedores de combustibles que hablaron bajo condición de reserva con Banca y Negocios existe una instrucción de mantener cerradas la mayoría de los estaciones por un lapso no definido de tiempo, aprovechando la alarma nacional decretada por el gobierno de Maduro.

Más de 80% de las estaciones van a permanecer cerradas en los próximos días y las abiertas solo surtirán a grupos de usuarios autorizados, básicamente funcionarios gubernamentales activados en operativos de vigilancia y control de la pandemia de coronavirus en el país.

La excusa es el Covid-19, pero la realidad es que los inventarios de combustible se han reducido al mínimo y no llegan importaciones. Indican las fuentes consultadas que el gobierno está haciendo negociaciones de emergencia para traer al menos unos 250.000 barriles para aliviar la presión. En todo caso, no se sabe cuándo habrá un suministro regular.

Lea también: De 178 a menos de 5 dólares se redujo la pensión en Venezuela

El sector de transporte superficial está operando con menos de 20% de las unidades disponibles, según indican las fuentes consultadas. La demanda de combustibles, indican, nunca había sido tan baja.

Mientras tanto, en algunos estados del país, especialmente los fronterizos, se denuncia la existencia de un mercado negro dolarizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.