Queman vehículos
Uno de los taxis en el momento que era consumido por las llamas
Los vecinos de la Avenida Ferrero Tamayo aseguraron que grupos civiles armados fueron los responsables de la quema de los vehículos.

 Dos taxis y un autobús de la línea Pueblo Nuevo fueron quemados este lunes en las inmediaciones de la avenida Ferrero Tamayo en San Cristóbal, por presuntos manifestantes, quienes antes de la retención de las unidades de transporte habían cerrado el paso vehicular.

A primera hora de la mañana se reportó el secuestro y quema del primer taxi, y minutos más tarde se informó sobre la segunda unidad quemada.

Cuando se consumían los vehículos bajo las llamas, los cuerpos de seguridad intervinieron logrando despejar la vía y reportaron la detención de tres jóvenes, a quienes de inmediato responsabilizaron de la quema de los dos taxis, según informaron en las cuentas oficiales de Twiiter de los organismos de seguridad del estado.

En horas del mediodía se puedo conocer sobre la retención de un autobús de la línea Pueblo Nuevo en la avenida Carabobo, el cual fue trasladado a la avenida Ferrero Tamayo, donde encapuchados le prendieron fuego.

Vecinos denuncian

A través de las redes sociales los habitantes de la Avenida Ferrero Tamayo denunciaron abusos por parte de los cuerpos de seguridad, cuyos funcionarios –según su versión- ingresaron a las urbanizaciones, violando la propiedad privada y causando destrozos dentro del urbanismo.

De igual manera denunciaron la presencia de grupos civiles armados, “quienes de manera indiscriminada dispararon hacia las viviendas”.

Otros testigos informaron que los vehículos fueron quemados por los integrantes de los grupos armados, conocidos como colectivos, para detener a los jóvenes que a diario protestan en la zona.

Sin el sustento de su familia

Por su parte José Colmenares, víctima del vandalismo que este lunes quemó su unidad de transporte, llamó a la paz y a que «no se sigan cometiendo hechos violentos como el ocurrido la mañana de este lunes cuando se me dejó sin mi herramienta de trabajo y sin con qué llevar el sustento diario a mi familia».

El conductor de la unidad que cubre la ruta de Pueblo Nuevo narró los hechos y aseguró que se movilizaba por la avenida «Carabobo», cuando fue sorprendido por unas 20 personas quienes «amenazaron con quemar a los pasajeros que se transportaban en la unidad, pero luego de dialogar los dejaron bajar y me trasladaron hasta la avenida Ferrero Tamayo».

Señaló que «no les vi armas, pero sí llevaban muchas bombas molotov en las manos, con las cuales amenazaban incendiar y quemar a los pasajeros que a esa hora se movilizaban en la unidad. Y también prenderme fuego a mí».

«Al principio me dijeron que necesitaban la unidad para atravesarla en la avenida que sería cerrada. Pero apenas llegué, esas personas que actuaron de forma agresiva comenzaron a prenderle fuego al autobús», indicó el chofer afectado.

Explicó que por todos los medios trató de conversar con los atacantes «a quienes de manera pacífica les pedí una y otra vez que no me quemaran el autobús, porque es mi única arma de trabajo, pero en forma muy rabiosa me hicieron a un lado y le prendieron fuego al vehículo».

«Esa gente no quiso oírme. No pude hablar con ellos y al final me dejaron sin mi instrumento de trabajo y sin con qué responder al mantenimiento de mi familia, ya que dependíamos de mi labor diaria con esa unidad de transporte», dijo el afectado.

A la par de convocar a la paz y a la cordura, también hizo un llamado a las autoridades regionales «para ver si logran, de alguna manera, ayudarme para poder continuar trabajando y alimentar a mi familia, porque esa unidad era mi única forma de ganar el sustento diario para mi familia».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.