Los ciudadanos tienen  el genuino derecho a decidir quiénes son sus representantes en la nueva Asamblea Nacional, y de aprobar o desaprobar el modelo político a seguir, aferrado al anhelo de la mayoría de las personas. Los epítetos abusivos e irrespetuosos de traidores y alacranes, no tienen asidero en todos los que llaman a participar en las elecciones parlamentarias del 6D.

Arturo Molina opinión

Arturo Molina @jarturoms1

La descalificación es el elemento de destrucción utilizado por personas con mente retrograda, acostumbrados a la vida fácil y la prebenda del poder. Estrategia que les permite avanzar en contra del pensamiento distinto. Expresión de las carencias ostentadas en formación de principios morales, éticos e intelectuales. El debate constructivo y pro activo, les es ajeno, y se pronuncian con el odio engendrado en las vísceras contra quienes presenten propuestas para enriquecer la discusión con orientación política, sustentadas en el respeto y tolerancia.

Lea también: Guerra o paz por Noel Álvarez

Se centran en la distracción de las personas para esconder las marramuncias adelantadas con propósitos salvajes, (en conjunción con el régimen autoritario), buscando evitar el juicio de los ciudadanos (a quienes no les reconocen esa condición), facilitando al oficialismo la imposición del hambre y la miseria, porque de eso se nutre su existencia, y públicamente se venden como las palomas de la paz. Participan en la contienda política haciendo uso de la anti política, y se retiran del escenario al ver que sus socios pueden ser derrotados. Son la suma de las estupideces, los sin razón, actuando como ventiladores pagados con dinero sospechoso, para emprender con estrategia falaz la repartición de estiércol sin control. Deben tener cuidado con los cigarrillos que fuman o las bebidas que beben, algo no está bien.

parlamentarias elecciones traidores

Son los mismos actores que le permitieron la participación a la Presidencia de la República al señor Nicolás Maduro, en el año 2013, sin haberse retirado de la vicepresidencia de la República como lo señala la Ley. Prefirieron el silencio cómplice, antes que la denuncia responsable. También facilitaron que candidatos a la Asamblea Nacional, Consejos Legislativos, Alcaldes y Gobernadores, participaran en diversos procesos sin cumplir con los requisitos mínimos exigidos en la normativa legal, y ahora no participan en la contienda electoral porque el régimen totalitario no les da condiciones abrumadoras.

elecciones parlamentarias traidores

Son los mismos que aniquilaron la participación de los ciudadanos en el proceso de elección de la Asamblea Nacional del año 2005, que aprobó paquete de Leyes en 2009, y de las cuales hacen gala hoy para discursear, quienes se ufanan de ser los representantes genuinos de la disidencia, por mandato impositivo propio, pero que teniendo oportunidad de generar el debate nacional para obligar el apego a la Constitución Nacional de las mismas, no fueron capaces de revertirlas en su momento. La sequía de esa gestión legislativa está a la vista desde 2010 al 2015, y del 2015 a la fecha. En una no tenían mayoría, pero en la otra le sobraban los votos. No es verdad que el régimen no les reconoció, lo cierto es que allí adentro les facilitaron las cosas al oficialismo para tal aberración. Son los mismos que durante estos 22 años de imposiciones autoritarias, han apostado a la polarización política, fortaleciendo al déspota, y frustrando a las personas en su derecho a restablecer el sistema de libertades.

Lea también: Credibilidad por Juan Guerrero

Los ciudadanos tienen  el genuino derecho a decidir quiénes son sus representantes en la nueva Asamblea Nacional, y de aprobar o desaprobar el modelo político a seguir, aferrado al anhelo de la mayoría de las personas. Los epítetos abusivos e irrespetuosos de traidores y alacranes, no tienen asidero en todos los que llaman a participar en las elecciones parlamentarias del 6D. Tampoco en los ciudadanos quienes han sido víctimas de los desaciertos de la inmediatez desmedida de los radicales. La pelota allí les rebota a quienes hacen uso desmedido de la descalificación. La lupa hay que apuntarla en otra dirección. Que nadie los engañe.

Arturo Molina

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com.

jarturomolina@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.