El sujeto en lugar de cortarlas y devolverlas al cuerpo, las congeló

Un trabajador del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), también conocido como Morgue de Bello Monte, participó en el hurto de dos prótesis mamarias del cadáver de una mujer.

El hecho, reseñado en el portal web Crímenes sin castigo, ocurrió a finales de agosto cuando llevaron a la morgue el cuerpo de Yunis Karina Cardoso Moreno, quien falleció por complicaciones respiratorias luego de una intervención quirúrgica. Cardoso se había realizado una cirugía para aumentar el tamaño de sus senos.

Lea también: Policía española capturó a Hugo Carvajal

El medio señaló que, según el protocolo, a la mujer debieron extraerle las prótesis, cortarlas y colocarlas de nuevo, para así evitar su comercialización en el mercado negro.

Esto no se cumplió. Se conoció que un asistente de apellido Rojas extrajo las prótesis del cadáver y las refrigeró.

Lea también: Violan a septuagenaria en Miranda

Cuando el cuerpo fue preparado para fines funerarios, los familiares detallaron que al cuerpo le faltaban las prótesis e hicieron el reclamo correspondiente ante la dirección del despacho oficial.

Rojas no fue detenido por el hecho, pero le exigieron que renunciara a su cargo. Los familiares pidieron que las prótesis devueltas fuesen implantadas nuevamente en el cadáver. El procedimiento se llevó a cabo en la funeraria.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.