Hay diferencias entre la yuca dulce y la yuca amarga que las personas deben conocer

Las malas noticias no cesan en Venezuela, desde hace un mes se ha venido conociendo tristes historias relacionadas con el fallecimiento de personas a causa de ingerir yuca amarga y es que el hambre está obligando a muchos venezolanos a comer “lo que sea” para poder alimentarse.

En enero, es sus primeros 23 días fallecieron cuatro niños, un joven y una mujer por comer yuca amarga, tubérculo con una alta composición de cianuro no apta para consumo humano.

Pequeño de cuatro años fallece intoxicado por yuca amarga

Medios nacionales reseñaron el resultado de la autopsia del niño de cuatro años que murió el pasado sábado en el estado Anzoátegui, la cual especifica: “Deficiencia generalizada de todos los órganos vitales, producto de una intoxicación por yuca amarga”. Es la tercera  víctima en menos de un mes en esa entidad por el consumo del tubérculo que tiende a confundirse o venderse engañosamente como yuca dulce.

El niño fue trasladado al hospital de San Tomé la noche del viernes y murió el sábado en la mañana, reseñó El Tiempo.

La niña: cumpliría cuatro años el 2 de febrero

Otro caso, fue el de la niña de 3 años de edad quien también falleció en Anzoátegui tras almorzar el tubérculo. La niña que cumpliría 4 años el próximo 2 de febrero y estuvo asintomática hasta horas de la noche, cuando comenzaron los vómitos, fue trasladada en un vehículo rustico hasta el hospital porque en el ambulatorio no disponían de una ambulancia. En este caso la yuca provino de un cultivo familiar.

Los venezolanos recurren cada día con más frecuencia al consumo de estos alimentos. El alto costo de los productos procesados, la escasez y el poco acceso que tienen a las bolsas de alimentos subsidiadas por el gobierno incrementa el desespero de las familias más pobres, obligadas a hurgar en la basura o consumir cualquier sustituto alimenticio, sin considerar los riesgos.

“Perdió la vida a sus 2 años por merendar casabe mal elaborado con yuca amarga.”

Otro caso ocurrió el 8 de enero en el municipio Guanipa de Anzoátegui, donde falleció un niño de dos años por merendar casabe mal elaborado con yuca amarga. En este hecho otros cinco menores de 12 años mostraron síntomas de intoxicación.

“Niño de año y medio muere al consumir yuca a la cena”

En el caserío El Jebe en Barquisimeto el 18 de enero un niño de año y medio murió y otros siete miembros de la familia se intoxicaron por cenar el día anterior cuatro kilos de yuca, sin contorno. La familia de bajos recursos, integrada por 20 personas hasta ese día, está devastada por la muerte del niño.

 A Angela Rosa, la sorprendió la muerte…

Ángela Rosa Luzardo, 51 años, falleció la madrugada del sábado 21 de enero tras ingerir yuca amarga. Vivía junto a sus siete hijos en el barrio 24 de julio en el municipio San Francisco del estado Zulia.

Kevin Lugo de 16 años fallece el mismo día de su cumpleaños por comer yuca amarga

En la ciudad de Maturín, en el estado Monagas, un joven de tan solo 16 años falleció por una intoxicación con yuca amarga, luego de pasar tres días sin ingerir ningún tipo de alimento, debido a la escasez de comida en su casa.

El New York Times publicó esta historia, asegurando que el joven falleció el mismo día que cumplía los 16 años en el Hospital Manuel Núñez Tovar, donde permaneció durante varias horas sin ser atendido por los médicos. Luis Briceño, director del Hospital, explicó que esta situación se repite a diario en el centro de salud que tiene capacidad para atender a 200 personas y a veces hay hasta 450 pacientes.

Kevin Lugo, hijo de Yamileth Lugo, es uno de los muchos venezolanos que han fallecido en el país por la falta de alimentos ya sea porque no hay nada qué comprar o porque no tienen dinero para hacerlo.

Según New York Times esta historia encarna “todo lo que ha salido mal en Venezuela: la de un muchacho que no tenía alimentos y salió a buscar raíces silvestres para comer, pero terminó envenenándose”.

Su madre se quedó sin trabajo luego de que la fábrica de cubiertos plásticos donde laboraba se quedara sin materia prima y cerrara sus operaciones. Esta situación empeoró la crisis económica que vivía la familia y agudizó la escasez de alimentos.

En el artículo detallan que esta familia tenía muy pocas opciones debido a la cuidad donde viven, porque no cuenta con revendedores que tengan los productos y los pocos alimentos que llegan a los anaqueles se acaban rápidamente por la gran demanda.

¿En qué se diferencia la yuca dulce de la  yuca amarga?

La yuca o mandioca es un arbusto conocido por sus raíces de almidones con alto valor alimenticio. Sin embargo, posee glucósidos cianogénicos, que al separarse generan ácido cianhídrico, que se convierte en acetona y cianuro.

En Venezuela existen dos variedades de este tubérculo: la yuca amarga y la yuca dulce. Muy similares en su aspecto, pero que se diferencian porque la variedad amarga tiene una composición mayor de ácido cianhídrico y por lo tanto, debe ser procesada con sumo cuidado antes de su consumo humano, de lo contrario es altamente tóxica. Esta es la variedad que se utiliza en la preparación del casabe.

La yuca amarga tiene una corteza más gruesa que la dulce, su tiempo de cocción es más prolongado, se torna más amarillenta que la dulce luego de hervirla y tiene un sabor amargo. Los primeros síntomas de intoxicación aparecen tres horas después del consumo y son: dolores abdominales, náuseas y vómitos.

La yuca dulce se ablanda con más facilidad, mantiene su color blanco y su sabor es más agradable. Ambas variedades también se diferencian por el tallo. Los árboles con tallos más rojos son de yuca amarga.

¿Usted tenía conocimiento de que estas personas habían fallecido por consumir yuca amarga?. Deje su comentario.

Thaís Aguilar. CNP 9810 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.