Las largas colas persisten en los supermercados y abastos

Thaís Aguilar/CNP 9810

 La Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos de Venezuela (Sundde) publicó los nuevos precios de diferentes rubros de la cesta básica entre los que se encuentran el azúcar, la harina de maíz precocida y el café, se debe indicar que los costos de estos últimos superan más de 300%.

La normativa oficial especifica que  la harina de maíz precocida pasa de Bs. 160 a Bs. 639, el café costaba Bs. 694 y fue establecido en Bs. 1938, mientras que la azúcar refinada en su presentación de un kilo de Bs. 380 subió a Bs.460.

Sin embargo, la realidad en el país es que estos productos son regulados y escasean en el país, por lo que en la mayoría de los casos son comercializados hasta con 100% de sobreprecio a manos de los llamados bachaqueros. Por mencionar, la harina de maíz precocida se encuentra hasta en Bs.3.000, ¼ de café en Bs 2000 y el azúcar en Bs 3000, para un total de   Bs 8.000 entre los tres productos.

Estos altos costos también son los mismos que se manejan en los productos que han sido importados desde Colombia, en algunos supermercados del estado Táchira, por ejemplo, las estanterías están repletas pero los productos son incomprables para muchos pues los precios están por las nubes.

A esto también puede sumarse las ventas de alimentos y otros productos que permanecen en los pabellones en San Cristóbal, las cuales fueron una iniciativa del Gobernador Vielma Mora, las instalaciones están repletas de alimentos y otros productos de primera necesidad pero la ausencia de compradores está a la vista, y es que los precios superan las posibilidades de compra que tiene el venezolano común que vive de un sueldo mínimo y  cesta ticket, los productos en su mayoría también son importados de Colombia, la producción nacional ha desaparecido prácticamente.

La verdad es que aquí, en Venezuela,  cada quien compra lo que puede, no hay otra alternativa. Las largas colas persisten en los supermercados y abastos, la gente trata de conseguir productos a precios regulados, pero cada vez la misión es más y más titánica, porque cada vez llegan menos productos. Los terminales por número de cédula, aún se utilizan como estrategia del Gobierno nacional para regular la venta de estos productos.

Lo cierto es que el número de niños con desnutrición ha ido en crecimiento, también los adultos,  jóvenes y personas de la tercera edad, están comiendo mucho menos,  porque el dinero de las quincenas no les aguanta ni para la semana. La situación es grave, tensa y hasta de resistencia, pareciera que los caminos para encontrar de nuevo esa Venezuela productiva estuvieran cerrados.

Nuevos precios no satisface las expectativas…

Por su parte, Celso Fantinel, segundo vicepresidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), aseguró que el reciente anuncio de los nuevos precios del café, azúcar y la harina no satisface las expectativas del sector agroalimentario.

Señaló en un boletín de prensa emanado de ese gremio, que  desde el mes de julio presentaron su estructura de costos, sin embargo, no fue tomada en cuenta. “Este ajuste con el sistema de conuco pudiera funcionar, pero un país como Venezuela que debería estar produciendo unos 4.000 kilos por hectáreas y apenas llegamos a 3.200, no funciona”.

Ante este panorama Celso Fantinel hizo el llamado al Gobierno nacional a “recapacitar porque va a llevar a la quiebra al productor venezolano y va a desaparecer la arepa del plato venezolano”, dijo, respecto a la imposibilidad de producción que habrá en el sector debido al margen de ganancia fijado por el Ejecutivo.

Aseguró además que si el gobierno  obliga al sector industrial a entregar el 50 % de su producción a los CLAP “indudablemente irán a la quiebra”.

Puntualizó  que “en la providencia de la Superintendencia de Precios se fijaron precios que no son sustentables. En cuanto al café me parece fenómeno que la presentación tipo gourmet se pueda liberar pero te ponen el precio máximo de venta a cuatro mil bolívares, donde se sabe que se está vendiendo hasta en 13 mil, entonces eso pone a industriales, comerciantes y productores a estar siempre fuera de la ley”.

¿Cree usted que con esta regulación de precios aparecerá de nuevo el café, la harina y el azúcar?. Deje su comentario, es de nuestro interés.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.