Foto Archivo
Desde hace meses el padre Edwin Román sufre asedio y amenazas desde el inicio de la crisis sociopolítica, el 18 de abril de 2018, ha condenado la represión del régimen de Daniel Ortega y ha socorrido a los ciudadanos que han sido brutalmente atacados por la Policía Orteguista y las fuerzas paramilitares de Nicaragua. 

Según el párroco Edwin Román fue retenido y golpeado por policías la noche del pasado miércoles 13 de febrero cerca del empalme del barrio Monimbó, en Masaya, Nicaragua. Sin embargo la Policía Orteguista (PO) asegura que Román conducía en estado de ebriedad, pero el sacerdote afirma que se trata de un montaje.

Informó el sacerdote que los agentes lo detuvieron en un retén, cerca del empalme de Monimbó; no le hicieron prueba de alcoholímetro, tampoco lo multaron y no le solicitaron sus documentos de tránsito, pero si requisaron su vehículo. El padre intentó tomar fotografías para documentar los hechos, pero una agente, con un “manotazo”, le intentó arrebatar el teléfono.

Explicó que fueron de seis a ocho agentes que lo aprehendieron, incluidos, antimotines. Román destaca que los policías le dijeron: “por fin te agarramos”, inmediatamente después aparecieron dos patrullas con oficiales. La detención duró cerca de media hora, sin embargo, al final lo dejaron ir, destacó el portal web www.laprensa.com.ni.

Ante esta situación la Arquidiócesis de Managua señaló a través de un comunicado, sobre la detención y aseguró que la PO retuvo el vehículo en el que iba el cura y se generó “una grave discusión con agresión física”. Posterior a la discusión, el cura siguió su ruta hasta llegar a la parroquia donde ejerce el sacerdocio.

La Arquidiócesis además manifestó que dicho ataque evidencia “la falta de un ambiente de paz”, por lo que solicitaron a los fieles orar por la paz de Nicaragua.

En otro sentido, por medio de una nota de prensa la PO aseguró que el Padre conducía su vehículo a eso de la 7:15 de la noche sobre la carretera Masaya – Catarina “en evidente estado de ebriedad”, acompañado de un hombre identificado como Russel Alexander Tellez Sierra.

Agrega que el sacerdote se “rehusó” a hacer la prueba de alcoholemia y que ofendió “verbalmente” a los agentes. En el vehículo, según la policía, había latas y botellas de cerveza vacías. El sacerdote asegura que todo se trata de un montaje.

La Policía refiere que tanto el sacerdote como Tellez fueron entregados al padre Bismark Antonio Conde Torres.

FOTOS:

LaPrensa.com.ni

Nicaragua

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.