Un buen favor se le haría a nuestra sociedad para mejorar su salud política, si se agrega un aceptado tono de elevación moral, sin exagerar tampoco, que pueda servir de base al obrar y la prudencia política, de quienes actúan en el ámbito de las políticas del Estado.   

Julio César Hernández

Julio César Hernández – Abogado  

La desconfianza en el estamento político ha hecho surgir y fortalecer un individualismo decadente y hasta insolidario, que ha puesto un muro de separación respecto de los asuntos públicos, lo que hace que los ciudadanos muestren en torno a ellos, desinterés o indiferencia. Esa desconfianza ocasiona socialmente una anomia diluyente, tanto de la conciencia ciudadana como de la comunitaria, que sin arraigo razonable a valores democráticos, se desentienden de la evolución política del Estado y su destino.

Lea también: Un rato más de terror por Juan Guerrero

Frente a ese desalentador escenario en el actual marco histórico, se hace necesario un renacer de la conciencia ciudadana, para abordar con ciertas posibilidades de éxito las acciones hegemónicas del Gobierno dominante y poder dejar atrás de una buena vez, los miedos y los intereses grupales, distintos a los de la mayoría del país, que para nada benefician al avance por las reivindicaciones democráticas. Estas últimas posturas configuran con el paso del tiempo camisas de fuerza que impiden poder alcanzar los fines del Estado y por tanto, deben ser desechadas.

política

Sobre el anterior cuadro, los ciudadanos debemos entender que el camino a la Democracia funcional, pasa por un mayor involucramiento en los procesos sociales y políticos que de manera ordenada y eficaz se deben llevar a cabo tanto por las instituciones sociales y políticas, como por los propios partidos políticos que dentro de sus estrategias de funcionamiento deben estar la de conectarse con determinados sectores de la vida ciudadana. Desde adentro estos últimos podrán discernir entre lo deseable y lo posible y no caer así, como ha sido costumbre en falsas ilusiones políticas.

política

Sociedad y Partidos Políticos están llamados a hacer reflotar, incrementar y mantener el lenguaje de la política racional, equilibrada y responsable que los motiven a intervenir en la misma y para ello, se debe volver a la política con ética, responsabilidad y transparencia que en estos días de modernidad resultan inobservadas, sin que se presione lo contrario, a pesar de los reveses que desde hace años se vienen viviendo, sin que se desarrollen acciones reivindicativas ante los mismos, como por ejemplo rotar la dirigencia que encabeza organizaciones políticas o presentar planes a corto y mediano plazo.

Lea también: Reconoce al adulador por Noel Álvarez

Un buen favor se le haría a nuestra sociedad para mejorar su salud política, si se agrega un aceptado tono de elevación moral, sin exagerar tampoco, que pueda servir de base al obrar y la prudencia política, de quienes actúan en el ámbito de las políticas del Estado, los partidos políticos o cualquier otro espacio público, a los efectos de que puedan adoptar decisiones o ejercer autoridad con apego al respeto a la dignidad de las personas y a las expectativas que sus palabras o acciones generan en una colectividad, que pueden causar arraigo o desarraigo en el sistema político a mejorar.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.