San Antonio.-  El  presidente del Concejo Municipal  de Bolívar, José Luis Guerrero, afirmó que si el municipio está  cerrando  2016 con dificultades  presupuestarias debido a la situación  económica del país,  el año  entrante  el panorama será aún más complicado,  porque  el prepuesto proyectado no alcanzará ni para cubrir los gastos de personal.

—Hace un año dijimos que, de continuar el cierre de fronteras, las alcaldías podrían desaparecer y  hoy las  alcaldías  y los municipios se ven asfixiados con en el tema presupuestario,  porque no han podido  cancelar la totalidad del bono de alimentación  y los 105 días de aguinaldos para los trabajadores, decretados por el presidente de la República.

Guerrero acotó que la situación el año entrante será  aún más complicada  porque  están  elaborando la ordenanza de presupuesto y las proyecciones de  gastos de personal y manejo administrativo   superan los 2.200 millones de bolívares, mientras que el Situado  asignado por el Ejecutivo Nacional será de 500 millones de bolívares.

El  gasto estimado solo para personal para 2017 es de 800  millones de bolívares, superior a lo que asignará el Gobierno. El concejal acotó que el municipio no puede  proyectar  para el próximo año ingresos por 1.500 millones, porque  no hay capacidad,  ya que el municipio Bolívar está padeciendo una crisis, producto del cierre de la frontera; “los aumentos  salariales han llevado al cierre de empresas,  mientras que otras a duras penas  pueden mantener el personal.  A ello se suma la extorsión a la cual están siendo sometidos los comerciantes”, dijo.

La situación afecta a todas  las alcaldías  del país,  pero  algunas  autoridades no se atreven a decirlo. Las alcaldías solo están quedando para pagar nóminas  y no se les puede seguir asfixiando,   porque llegará el momento en que pagarán a los empleados pero no tendrán  recursos, ni siquiera para comprar papel o dar una partida de nacimiento o una copia de una ordenanza.

El  presidente del Concejo exhortó al Ejecutivo nacional a reconsiderar  la asignación presupuestaria  para el próximo año y  también a reabrir por completo la frontera colombo-venezolana, lo cual a su juicio permitirá reactivar el aparato productivo de  la región,  porque  el municipio Bolívar se está quedando sin empleo e ingresos.

Refirió que los recursos que se asignan por FCI  son intocables y no se pueden utilizar  para gastos  corrientes,  porque están destinados  únicamente para inversión. Estiman que por FCI  el municipio reciba el año entrante entre 400 y 500 millones de bolívares, los cuales no alcanzarán  para  mucho  porque  la  inflación se consume  cualquier presupuesto.  “Los recursos cada vez alcanzan para menos  y no hay forma de que el Gobierno nacional diseñe  una política que controle la inflación   y que garantice los suministros necesarios para ejecutar las obras”, añadió  finalmente. (JGH)

Informacion de lanacionweb.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.