La migración masiva repentina ciertamente presenta desafíos para las sociedades receptoras, pero — al menos en este caso —una ola de delincuencia no es uno de ellos, según este estudio. 

migración delincuencia

La migración de más de 5 millones de venezolanos en apenas un lustro, la mayoría a países vecinos, ha llevado a algunos políticos a afirmar que entre los recién llegados a Chile, Perú o Colombia hay muchos criminales. Sin embargo, un reciente informe prueba que estas acusaciones son en gran parte infundadas.

Lea también: Calculan que por cada venezolano que salió de Colombia por la pandemia, regresarán dos

El estudio, llevado a cabo por los centros de estudios Migration Policy Institute (MPI) y Brookings Institution, con sede en Washington, ha analizado cifras de los tres países que más venezolanos han acogido en los últimos años: Colombia, Perú y Chile.

El análisis de los datos chilenos y peruanos del 2019 apunta a que, en su mayor parte, “los migrantes venezolanos cometen sustancialmente menos delitos, y ciertamente menos delitos violentos, que la población nativa, en relación a su proporción dentro de la población general. Esto indica que la percepción pública de que la inmigración está aumentando las tasas de delincuencia está fuera de lugar”, según el estudio.

En Colombia, los venezolanos cometen menos delitos violentos que el porcentaje que representan dentro de la población general.

Sin embargo, la cifra de delitos menores es superior, “el 5.4 por ciento de todos los arrestos fueron de venezolanos, una tasa más alta que su proporción en la población. La mayoría de estos delitos, sin embargo, fueron denunciados en regiones fronterizas, lo que quizás sea un reflejo de las redes de tráfico ilícito que operan a través de la frontera entre Colombia y Venezuela,” señala el estudio.

migración delincuencia

Como posible explicación a estas cifras más altas, los investigadores apuntan que “las regiones en las que los venezolanos fueron responsables de una mayor proporción de delitos son las mismas regiones en las que enfrentan tasas más altas de desempleo”. Dar acceso formal al mercado laboral podría así reducir la incidencia del crimen entre la población migrante.

Lea también: EE.UU. anuncia ayuda adicional de 348 millones para atender crisis venezolana

La migración masiva repentina ciertamente presenta desafíos para las sociedades receptoras, pero — al menos en este caso —una ola de delincuencia no es uno de ellos, según este estudio.

Fuente: Radio France Internationale

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.