El cuerpo sin vida de la joven Andreína Victoria Piamo Azócar, fue hallado en unos matorrales en la vía El Caris, al sur de El Tigre, estado Anzoátegui. La dama esperaba su tercer hijo y había sido contactada por una mujer que le ofreció una supuesta “ayuda social” cuando diera a luz.

Foto Archivo

Mataron el pasado lunes 30 de diciembre a una joven de 23 años a golpes, la estrangularon,  le abrieron el vientre y le extrajeron su bebé en Anzoátegui.

Lea también: El futbolista francés Nathaël Julan fallece tras perder el control de su auto

Se conoció este hecho, cuando un grupo de moradores caminaba por  la vía a El Caris, sector Las Torres, al sur de El Tigre, y visualizaron el cadáver de Andreína Victoria Piamo Azócar con una herida abierta en el abdomen, exposición de vísceras y con las manos atadas, y lo reportaron a las autoridades, reseñó el diario digital El Vistazo.

De inmediato arribaron detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cicpc, levantaron el cuerpo y lo trasladaron a la morgue de El Tigre. Tenía un golpe en la frente y signos de estrangulamiento, señaló la policía.

Foto Archivo

Parientes de la infortunada, tras identificarla en la morgue, denunciaron el caso ante la subdelegación El Tigre, y refirieron que Andreína esperaba su tercer hijo y había sido contactada por una mujer que le ofreció una supuesta “ayuda social” cuando diera a luz.

El pasado 28 de diciembre, Piamo salió de su residencia situada en el sector Urbanística 2000 para citarse con la fémina que le ofreció la “ayuda”. Desde ese momento, sus familiares desconocían su paradero hasta que se enteraron de la mala noticia del hallazgo de su cuerpo, dos días después. A la muchacha la localizaron sin su bebé de 37 semanas de gestación, añadieron fuentes ligadas a la investigación.

Tras arduas pesquisas, se determinó que el niño estaba vivo y los sabuesos rastrearon diversos sectores de El Tigre, hasta que llegaron al sector Los Rosales II, calle La Rosa, vivienda 331, donde se encontraba el recién nacido en manos de una pareja, identificada como Carlos José Márquez, de 51 años, y Neidelin Carolina González Carrasquel, de 31.

Foto Archivo

Los funcionarios interpelaron a la pareja, que no supo explicar la procedencia del pequeño. Conminaron a Neidelin a que se hiciera unos exámenes, donde se determinó que ella no había dado a luz ni estuvo embarazada.

Lea también: GNB aprehende un sujeto con 28 kilos y medio de marihuana en Táchira

Por este suceso, Márquez y González quedaron detenidos y a las órdenes del Ministerio Público para que rindan declaraciones ante la justicia venezolana.

FOTOS:

ACN

Cactus24

El Tiempo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.