Arturo Molina Opinión
Cada partido tiene derecho a expresar y someter a consideración de los electores su argumento a favor o en contra de lo establecido, lo que no está permitido es crear zozobra, sembrar cizaña y radicar la dictadura por capricho. AD se aceita, los MAELECAD son su expresión.

Arturo Molina  @jarturoms1

Celebrado el evento de la maquinaria electoral de Acción Democrática (AD)-MAELECAD- en Maracay, Estado Aragua, con fecha 31 de agosto 2019, y la presencia de más de seis mil dirigentes (6000) de todo el país, registra el compromiso y vocación demócrata que se respira en esa organización política, próxima a cumplir 78 años el venidero 13 de septiembre. Los partidos políticos son la esencia de la democracia y su revisión es permanente para adecuarlos a las exigencias de los cambios sociales, y fortalecer sus propuestas de acción en pro de mejorar condiciones de vida de los ciudadanos y funcionamiento institucional.

Lea también:  El arte de insultar por Noel Álvarez

La crisis política, económica y social sembrada por los revolucionarios siglo XXI en Venezuela para crear pobreza y sumisión en las personas, familias y comunidades y con ello la ruina del país, tiene desde hace 20 años en contacto permanente por toda la geografía nacional a dirigentes de la organización política, para exigir respeto a la Constitución Nacional y sus Leyes, y reivindicar la lucha a favor del restablecimiento del sistema de libertades. Se ha dejado claro que es en unión de los factores políticos y sociales que se producirá el cambio de sistema de gobierno, teniendo despejado el lado en el que se encuentra el adversario político, y dar al traste con laboratorios divisionistas generados desde el régimen y repetidos por algunos factores del ala democrática.

Los MAELECAD son la evidencia de la existencia en carne y hueso de la dirigencia y militancia de la organización política, y a eso le temen tanto el régimen como los auspiciadores de la confrontación estéril. El planteamiento del cambio por la vía electoral obedece a la experiencia de luchas a través de los años contra dictadores y tiranos a quienes se les ha derrotado en su propio terreno, con organización, estrategia y disciplina. La ambigüedad e impaciencia son atributos de la inexperiencia que fortalecen al régimen y los atornilla al poder. En política como en cualquier área de la vida los acuerdos son para cumplirlos, permitir el bombardeo de los desesperados es facilitar al opresor las herramientas para el continuo atropello.

El dialogo debe en consecuencia darse hacia adentro de las organizaciones políticas, y escenarios como el presentado por AD con el MAELECAD ser auspiciados por el resto de los partidos, para nutrir, promover y potenciar la lucha a favor de la democracia. Esa fuerza unida es el caballo que llevará las riendas de la presión social y obligar al tirano a poner fin a la usurpación, avanzar con gobierno de transición y reconquistar elecciones libres para seleccionar los gobernantes de acuerdo a sus propuestas, liderazgo y compromiso con la institucionalidad democrática.

Lea también:  Emilio lo verá por Bernard Horande

Cada partido tiene derecho a expresar y someter a consideración de los electores su argumento a favor o en contra de lo establecido, lo que no está permitido es crear zozobra, sembrar cizaña y radicar la dictadura por capricho. AD se aceita, los MAELECAD son su expresión.

Arturo Molina

@jarturoms1

jarturomolina@gmail.com

www.jarturomolina.blogspot.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.