El reclamo por los beneficios de los venezolanos no puede cesar, pero hay que tener claro el norte que persigue el oficialismo. Quedarse en casa para que otros decidan el futuro del país, y los derechos de los ciudadanos, es la estrategia del gobierno nacional que se pisa permanentemente. Cada quien pone las rodillas donde le parezca. Así son los pírricos bonos de Nicolás Maduro.

Arturo Molina

Arturo Molina @jarturoms1

La pérdida del poder adquisitivo con el salario que devienen los funcionarios de la administración pública en suelo venezolano, es cruel. La descomposición del ingreso familiar alcanza la estratosfera. La miseria es incalculable. El hambre y las enfermedades que ella trae pululan por las calles en personas de distintas edades. Los hospitales y ambulatorios existen con estructuras físicas deterioradas, estantes desocupados y profesionales de la medicina abandonando el país. El precio de los medicamentos es impagable. Lo seguro entonces es la oración permanente, y lamentable decirlo, la llegada tal vez prematura de la muerte.

Lea también: La gran mentira por Juan Guerrero

El covid19 se quedó pendejo ante la magnitud de la catástrofe generada por los revolucionarios siglo XXI, al frente de la administración del gobierno nacional. Planearon arrodillar a los ciudadanos, y se les pasó el veneno. Hasta los delincuentes que protegieron y armaron a sus anchas para sembrar el terror, se les están revelando. Los que llevan del sonido del plomo son los funcionarios policiales que tienen que enfrentar a ese hombre nuevo del régimen. El oficialismo saqueó las arcas del erario público y no hay un solo responsable tras las rejas. Miles de millones de dólares dilapidados, regalados, robados, y tienen la desfachatez de hablar de guerra económica. Son truhanes que hacen uso del poder para potenciar la impunidad, y van detrás de quienes denuncien las tropelías cometidas. Persiguen a los adversarios políticos, les siembran la supuesta evidencia para privarlos de libertad, violentando los derechos consagrados en las Leyes de la República.

bonos Maduro

La alarma encendida de los funcionarios públicos pretende apagarla el régimen a través del reparto de bonos. Es la forma que buscan para ganar tiempo, e intentar imponer las ciudades comunales y el trueque. Esa es la vía expedita para desaparecer los salarios y sus incidencias. La de la sociedad en general, la intentan tapar culpando a otros de sus fechorías, y amenazan con intervenciones por encima de la norma legal. Impulsaron en su momento la posibilidad de centralizar el pago de todos los funcionarios de la administración pública, nacionales, regionales y municipales, a través de la oficina nacional de presupuesto (ONAPRE), pero sintieron el rechazo de Gobernadores y Alcaldes, incluso, con fuerza el de las universidades a las que no les han podido quebrar su autonomía. Eso no implica que el régimen desmaye en su objetivo.

bonos Maduro

Los educadores de las gobernaciones han sido tratados como harapos, las humillaciones devienen a granel. No se les ha permitido tener el beneficio del bono Simón Rodríguez, ahora también se les niega el de alimentación y transporte. Rodilla en tierra es parte del eslogan de los oficialistas, y pretenden alcanzarlo por la vía de la exclusión. Nelson Mandela sufrió largos años de cárcel de manos de opresores, y aún con el apartheid, y el asesinato de millones de sudafricanos, alcanzo los cambios deseados para su país, y supo perdonar a sus detractores. La historia se encarga de esos eventos que terminan quitando las caretas de quienes gritan una cosa y pretendan suceda lo contrario.

Lea también: Win, win por Noel Álvarez

El reclamo por los beneficios de los venezolanos no puede cesar, pero hay que tener claro el norte que persigue el oficialismo. Quedarse en casa para que otros decidan el futuro del país, y los derechos de los ciudadanos, es la estrategia del gobierno nacional que se pisa permanentemente. Cada quien pone las rodillas donde le parezca. Así son los pírricos bonos de Nicolás Maduro.

bonos Maduro

Arturo Molina

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com

jarturomolina@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.