Innumerables son los milagros que venezolanos aseguran fueron realizados por el doctor José Gregorio Hernández, pero uno de los atribuidos a él fue fundamental para avanzar en su proceso de beatificación.

José Gregorio Hernández milagros

A siete años de llevar al Vaticano la petición para beatificar al doctor venezolano José Gregorio Hernández, la plenaria de cardenales celebrada en Roma aprobó su beatificación, y el papa Francisco autorizó este viernes el decreto que lo convierte en un nuevo beato de la Iglesia católica. Este proceso ha avanzado luego de aceptar como válidos varios de los milagros que se le atribuyen.

Lea también: Denuncian que 87 antenas podrían estar espiando comunicaciones en Venezuela

El doctor Hernández, considerado como el «Médico de los pobres», es una de las figuras identitarias de Venezuela, y muchos fieles de la Iglesia católica le han atribuido milagros tras realizar promesas o hacer peticiones antes problemáticas de salud o de otro tipo.

¿Quién fue José Gregorio Hernández?

José Gregorio Hernández nació un 26 de octubre de 1864 en la localidad de Isnotú, estado Trujillo. Con padres de ascendencia canaria y  colombiano, a temprana edad reveló sus intenciones de estudiar derecho, pero luego se declina por la medicina.

Es en 1888 cuando recibe su grado de médico en la Universidad Central de Venezuela, y posteriormente, amplía sus estudios en París, Francia, para contribuir a la modernización de las ciencias en su país.

En Francia profundizó sus estudios en diferentes aéreas como microbiología, histología normal y patológica, bacteriología, patología, embriología, fisiología experimental, histología y anatomía patológica.

De acuerdo con el Centro de Documentación de Canarias y América (Cedocam), al regresar a su país, introdujo el telescopio, desempeñó las cátedras de Histología y Bacteriología en la Universidad Central de Venezuela, y contribuyó a la instalación del laboratorio de Fisiología experimental.

Ferviente católico, combatió en el 1918 la gripe española y fue reconocido por su caridad, su solidaridad con los más necesitados y pobres, su generosidad y rectitud.

Fallecido en un accidente en Caracas (capital venezolana) en 1919, que le ocasionó una fractura de cráneo, se le atribuyen varios milagros y curaciones.

José Gregorio Hernández milagros

El milagro de la beatificación

Innumerables son los milagros que venezolanos aseguran fueron realizados por el doctor Hernández a través del tiempo, pero uno de los atribuidos a él fue fundamental para avanzar en su proceso de beatificación, hecho desarrollado en 2017.

El milagro aprobado por intercesión es el caso de una niña de 10 años, Yaxury Solórzano, cuando ella y su padre fueron asaltados por delincuentes en el caserío Mangas Coveras, del estado Guárico. En el altercado, la pequeña recibió un disparo en la cabeza que la dejó gravemente herida.

La menor no pudo ser intervenida quirúrgicamente hasta 50 horas después de la herida, y en el proceso perdió masa encefálica. Con pronósticos reservados, se consideró que quedaría con discapacidad severa.

Pero ante los sucesos, su madre pidió la intercesión del Venerable y, cuatro días después de la operación, la niña empezó a reaccionar bien. Unos 20 días bastaron para estar completamente sana.

José Gregorio Hernández milagros

Otros milagros del Siervo de Dios

A ese milagro se le suman otros que no pasaron el proceso de comprobación, pero se le atribuyen al «Siervo de Dios». Tanto en el año 1986, como  en el 2009, se presentaron dos sucesos que podían optar por la beatificación.

Aunque estos tres milagros fueron los únicos presentados ante la Santa Sede, muchos son los venezolanos y extranjeros que le adjudican su sanación. Muestra de ello fue el expediente de causa de beatificación de José Gregorio Hernández, que hasta el 2018, tenía un registro de más de 2.100 casos.

Un artículo de publicado por National Geographic sobre el doctor venezolano refiere que, en 2017, la estudiante universitaria Carla Gómez peregrinó hasta la montaña de Sorte, en el estado Yaracuy, para invocar el nombre de José Gregorio Hernández y pedir su curación milagrosa, ya que sufría de fatiga crónica y le costaba salir de la cama cada mañana. Problema que posteriormente fue curado.

Por su parte, la joven de 21 años de edad, María Franco, que se encontraba en el Hospital General José Gregorio Hernández, veía como su bebé de dos meses, Santiago, se encontraba conectado a “tubos que drenaban fluido de sus pulmones”, sin conocerse las causas.

Lea también: Próximamente se acaba subsidio de la gasolina para vehículos no registrados

Luego de rezar en el altar del pasillo dedicado Hernández, Franco refiere que los “médicos diagnosticaron correctamente el problema de salud de Santiago: Neumonía en ambos pulmones”. Según la joven, la intervención del doctor venezolano fue fundamental para determinar lo que le ocurría a su pequeño y así atenderlo correctamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.