Respecto a las “gotas milagrosas”, varios científicos se han pronunciado al respecto y consideran que el nuevo anuncio de Maduro es un cuento chino que no cuenta con sustento científico. Hasta el momento no se sabe casi nada del antiviral, solo que parece ser el mismo carvacrol, un aceite esencial extraído del orégano o el tomillo, utilizado en la medicina homeopática, pero que ha empezado a ser objeto de investigaciones científicas por sus propiedades curativas. 

gotas milagrosas Maduro

Nicolás Maduro volvió a generar una polémica al anunciar que sus científicos habían desarrollado el Carvativir, un supuesto antiviral que, en sus propias palabras, “elimina 100 % el coronavirus”.

Lea también: Gobierno de Maduro y Fedecámaras coordinarán proceso de vacunación contra COVID-19

Orgulloso del presunto avance científico de su país, el mandatario del régimen bolivariano escribió en su Twitter: “El Carvativir, las gotitas milagrosas de José Gregorio Hernández, neutralizan los síntomas del coronavirus. ¡De Venezuela para el mundo! A partir de esta semana comienza la producción masiva, para que todo el Sistema Público Nacional de Salud cuente con este poderoso antiviral”. También afirmó que la droga ya contaba con protección intelectual: “Está establecida la patente nacional e internacional y se hizo el registro sanitario en el país”.

Sin embargo, en la comunidad científica, tanto venezolana como internacional, hay escepticismo por el anuncio. Primero, porque cuesta creer que un país que atraviesa una crisis económica y social sin precedentes y carga a su cuesta un acelerado proceso de desindustrialización, tenga el dinero y el músculo tecnológico para llevar a cabo las costosas investigaciones contra la COVID-19. Segundo, porque no se conoce ninguna publicación científica de los ensayos clínicos sobre la eficacia de este antiviral.

gotas milagrosas Maduro

Y tercero, porque no es la primera vez que Maduro anuncia con bombos y platillos remedios revolucionarios para tratar la COVID-19. En octubre del año pasado dijo que iban a certificar la “molécula DR10 como un antiviral altamente efectivo en la lucha contra la COVID-19. Hemos iniciado el proceso de certificación ante la OMS para ofrecer este tratamiento al mundo. Agradezco al equipo del IVIC por este gran aporte a la humanidad”. Pero han pasado tres meses y ni la OMS se ha pronunciado sobre la eficacia de la molécula ni existen los estudios científicos que respalden lo dicho por Maduro.

Respecto a las “gotas milagrosas”, varios científicos se han pronunciado al respecto y consideran que el nuevo anuncio de Maduro es un cuento chino que no cuenta con sustento científico. Hasta el momento no se sabe casi nada del antiviral, solo que parece ser el mismo carvacrol, un aceite esencial extraído del orégano o el tomillo, utilizado en la medicina homeopática, pero que ha empezado a ser objeto de investigaciones científicas por sus propiedades curativas.

En medio de esta polémica, la Academia Nacional de Medicina de Venezuela emitió una “nota preliminar sobre el antiviral Carvativir como medicamento para la COVID-19″, en la que da un indicio sobre la naturaleza de este “milagroso medicamento”.

La nota señala que “en cuanto a la naturaleza química del Carvativir, se supone que es un derivado del tomillo (Thymus vulgaris) con el nombre químico de 2-metil-5-(1-metiletil)-fenol recombinado, mejor conocido como Carvacrol o 2-Metil-5-(1-metiletil) fenol, y no tiene nada de novedad, pues tanto los extractos como los productos puros del tomillo tienen ya una larga tradición como nutricéuticos y agentes terapéuticos desde tiempos ancestrales. Al respecto se conoce la estructura química de un sinnúmero de sus aceites esenciales, producto del metabolismo secundario (terpenos) del tomillo”.

gotas milagrosas Maduro

La Academia da cuenta de la existencia de estudios prometedores que describen cómo estos aceites esenciales podrían evitar que algunas proteínas del SARS-CoV-2 se repliquen. Sin embargo, llamó la atención que “los datos disponibles hasta la fecha sobre la actividad anti-COVID-19 de los aceites esenciales, se basan principalmente en estudios in vitro y técnicas de acoplamiento asistidas por computadora”. Es decir, las propiedades antivirales no han sido probadas en humanos.

Así, la academia afirma: “Hay una sola conclusión válida con la información que hasta ahora es del dominio público: los extractos de tomillo, incluyendo muchos de los aceites esenciales derivados de esa planta, tienen el potencial terapéutico contra coronavirus; sin embargo, es prudente esperar por mayores datos de las pruebas del Carvativir, según los protocolos internacionales descritos arriba para calificar como candidato a medicamento anti-COVID-19. Esperemos que así sea y se convierta en realidad esta futura noticia”.

Lea también: Iglesia católica pide un “cambio radical” en la conducción política del país

En conclusión, al igual que lo sucedido con la molécula DR10, que ya era conocida en mundo científico, Maduro y su régimen busca de nuevo cosechar réditos políticos al publicitar un aceite esencial del que no se ha comprobado su eficacia contra el coronavirus. Y lo hace de la mejor manera que lo sabe hacer: recurriendo a la propaganda y al show mediático.

Fuente: MSN Noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.