Desde horas de la madrugada esperan los usuarios para poder comprar un cilindro de gas

Las penurias de los tachirenses no se fueron con el año viejo, por el contrario cada día crecen más y en el caso del gas doméstico la agonía no termina.

Así es que el año 2017 inició con un panorama nada diferente a lo que fue el 2016 en la distribución del gas domestico, servicio indispensable para la elaboración de los alimentos en los hogares tachirenses.

Madrugonazos, largas colas, protestas, cierres de vías y mucho más tienen que hacer los usuarios para poder obtener una bombona de gas. El pasado miércoles 04 de enero las personas cansadas y decidieron trancar la Avenida Libertador en ambos sentidos para exigir les fuera despachado el producto.

El Sr. Escalante quien se encontraba protestando a las puertas de PDVSA Gas Comunal dijo que desde las 3 de la madrugada se encontraba haciendo la cola y esperando. “El gerente nos cayó a mentiras aquí, primero nos dijo que nos iba a vender, después que estaba esperando y nos tomó los códigos y dijo que nos haría llegar el gas a las casas, y lo estamos pidiendo desde el mes de Octubre de 2016”, dijo visiblemente molesto.

En la aglomeración se pudieron percibir mujeres con niños, desesperadas por no poder obtener el servicio. “Aquí estamos mujeres con niños, madres de familia que también trabajamos, por ejemplo yo trabajo con la venta de pasteles y tengo más de una semana que no puedo trabajar porque no tengo gas. Hice la solicitud desde el mes de septiembre y esta es la fecha y todavía no me ha llegado el gas”, acotó una joven madre angustiada.

Burlados y amenazados

De igual manera otra usuaria dijo que cada vez que hacen el reclamo porque no les ha llegado el gas, la respuesta de los funcionarios es la misma, asegurando que se encuentra en la calle, pero nunca llega a los hogares.

Denunció que los mismos funcionarios que despachan el gas se paran en la esquina de la zona industrial de Paramillo y allí venden las bombonas a Bs. 1.500 y 2.000.

Por otra parte otro usuario denunció ante los medios de comunicación que cada vez que protestan en las puertas de la empresa, algunos funcionarios los amenazan, calificándolos de “guarimberos”.

“Nos dijeron que si queríamos gas nos iban a dar pero gas lacrimógeno”, denunció la señora Hernández.

Finalmente manifestaron ya estar cansados “de tantas burlas y amenazas, pues lo que estamos reclamando es un derecho para poder alimentar a nuestros hijos”.

Posición del gobernador

Por su parte el gobernador del estado Táchira aseguró que se trata de un problema momentáneo de desabastecimiento de gas en el estado, por lo que explicó que es debido al retraso en la llegada de las 49 gandolas con el producto, lo cual ha afectado a varias familias tachirenses.

Exhortó a PDVSA Gas Comunal a nivel nacional a enviar la reserva lo más pronto posible para poder atender la demanda en el estado y solucionar el problema.

Redacción Frontera7días 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.