Los organismos de rescate de Australia preocupados por los incendios forestales en el 2019 trataron en varias ocasiones de reunirse con Scott Morrison, el primer ministro australiano, desde abril y no fueron escuchados. Hasta los momentos este hecho catastrófico deja hasta hoy más de 20 fallecidos, más de 1.500 viviendas destruidas y más de 1000 millones de animales muertos.

Foto Archivo

Los incendios forestales  en Australia son comunes. En septiembre del pasado año se notificaron sobre los primeros incendios, pero llamó la atención porque la temporada de incendios forestales comienza en enero. Según informa la BBC, un fenómeno conocido como dipolo del Océano Índico (o «Niño indio»), contribuyó a que el período de calor y sequía se extendiera y fuera más extremo.

Lea también: Por 10 dólares mataron a la adolescente merideña

Sin embargo, el riesgo de incendios forestales para la temporada de 2019 era conocido por los jefes de bomberos australianos, que habían tratado de reunirse con Scott Morrison, el primer ministro australiano, desde abril, preocupados por la posibilidad de una crisis, pero no fueron escuchados.

Foto Archivo

Pero, esta  lamentable situación ha dejado más de 20 víctimas y más de 1,500 viviendas destruidas en Australia, país que actualmente necesita mucha agua y toda la solidaridad posible. El pasado viernes 10 de enero, las autoridades instaron a casi un cuarto de millón de personas a evacuar sus hogares y se anunciaron medidas militares, ya que las próximas horas podrían ser «muy, muy desafiantes», a pesar de que se espera que caiga alguna lluvia.

Foto Archivo

Ante este hecho, la agencia de noticias Reuters reportó que el personal de defensa estaba listo para trasladarse a los terrenos de los incendios forestales si las condiciones se volvieran extremas, citando al primer ministro Scott Morrison. Esto porque «las altas temperaturas y los vientos crean condiciones peligrosas».

«Incluso con lluvia en Melbourne… hay un largo camino por recorrer en lo que ha sido un evento de incendio sin precedentes», dijo Daniel Andrews, el  premier de Victoria, en una sesión informativa televisada. «Las próximas horas van a ser muy, muy desafiantes», acotó.

Foto Archivo

Reuters también informó que Las autoridades enviaron mensajes de texto a 240,000 personas en Victoria, diciéndoles que debían evacuar la zona. También se instó a habitantes de regiones de alto riesgo, en Nueva Gales del Sur y Australia del Sur a pensar en irse.

A pesar de que la primera semana de enero  cayó una ligera lluvia sobre varias zonas de Australia, excelente noticia debido a la sequía que facilitaba la expansión de las llamas; sin embargo, esa agua no ayudó a apagar los incendios, explicaron las autoridades a Reuters.

Foto Archivo

«Ciertamente es un respiro bienvenido, es un alivio psicológico, nada más», dijo el comisionado del Servicio de Bomberos Rurales del estado de Nueva Gales del Sur (NSW), Shane Fitzsimmons, en una declaración recogida por la agencia de noticias. «Pero desafortunadamente no está apagando los incendios».

La situación es tan grave que el humo ya llegó a Sudamérica y es notorio en Argentina y Chile. Según el sitio de noticias DW Español, «una nube que está a 6,000 metros de altura cubre el cielo de Chile y Argentina. Los incendios forestales australianos ya han destruido una superficie similar a la de Panamá».

Foto Archivo

BC también confirmó la noticia. «Expertos dijeron que el humo provocado por los grandes incendios registrados en Australia llegó a alcanzar partes de Argentina, Uruguay y Chile, especialmente en la zona central del país. Y eso no es todo: según la Organización Meteorológica Mundial, el humo podría dar la vuelta al mundo en las condiciones actuales».

Es de recordar que en el  2019, Australia estableció dos veces un nuevo récord de temperatura. El 17 de diciembre se alcanzó un máximo promedio de 40.9 grados centígrados, y al día siguiente 41.9 grados centígrados. Al mismo tiempo, se cree que algunos incendios comenzaron de forma deliberada.

Foto Archivo

Entre las zonas más afectadas se encuentra la  costa este y sur, que es donde vive la mayoría de la gente. Estas zonas incluyen áreas alrededor de Sídney y Adelaida.

En Nueva Gales del Sur y Victoria, los estados más poblados del país, la gente trató de escapar del incendio y las carreteras se obstruyeron por las filas de automóviles. En las principales ciudades, como Sydney y Melbourne, un humo denso descendió sobre las áreas metropolitanas ocupadas como una manta. Algunas regiones del país registraron mediciones de la calidad del aire 20 veces por encima del nivel peligroso y continúan experimentando bruma asfixiante.

La agencia de noticias AP informó que «barcos de la Armada sacaron a cientos de personas varadas en playas y las autoridades pidieron el viernes (3 de enero) a miles más que se marchen antes de una nueva jornada con altas temperaturas y fuertes vientos que se espera que agrave los ya devastadores incendios que queman Australia».

Foto Archivo

Reseñó AP, que en el estado de Victoria (cuya capital es Melbourne), se declaró una situación de desastre en gran parte de la zona oriental, lo que permitió al gobierno ordenar la evacuación de una zona con hasta 140,000 residentes estables y decenas de miles de turistas.

«Las llamas devoraron al menos 448 viviendas en la costa de Sur de Nueva Gales del Sur y docenas más en Victoria. En el mismo periodo, se registraron 10 decesos en estas regiones, y en Victoria las autoridades reportaron la desaparición de 28 personas. Los incendios también afectan a Australia Occidental, Australia Sur y Tasmania», resumió AP.

Foto Archivo

Los fuegos han arrasado casi 6 millones de hectáreas, explicaron las autoridades y las agencias internacionales de noticias. Eso es casi siete veces la cantidad de área quemada en la Amazonia, en 2019 y aproximadamente tres veces la zona quemada en los incendios forestales de California en 2018. Para que se tenga una idea, una hectárea tiene aproximadamente el tamaño de un campo deportivo.

1000 millones de animales muertos

Foto Archivo

Se conoció que la mitad de Koalas en Australia habría muerto después de que los incendios  arrasaran una isla santuario.  Según la Universidad de Sydney la cifra horroriza la cantidad de animales muertos superó los 1000 millones. También el científico Stuart Blanc coincide con la cifra.

Foto Archivo

Lea también: ‘Popeye’ exsicario de Pablo Escobar padece cáncer terminal de esófago

La Isla Canguro  está recaudando fondos para tratar a los animales heridos. Otros han quedado sin hábitat donde ir, así que morirán de hambre en los próximos días.

Foto Archivo

Que lamentable que algunas especies que ya estaban en peligro en Australia ahora se encuentran a punto de desaparcer.

FOTOS:

La Tercera

El Periódico

France 24

Con la Gente Noticias

CNN en Español

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.