La tarea de la oposición democrática debe ser sustentada con base a la responsabilidad, seriedad y la propuesta. La confianza y coherencia son caminos a reconquistar de forma abierta. Los liderazgos locales serán determinados por elecciones primarias, asumiendo el mandato que demanda la Constitución en su artículo 67. Todo aquel que transite fuera de esa lógica política, debe ser rechazado por la mayoría. Basta de recorrer el pasaje de la oscuridad.

Arturo Molina opinión

Arturo Molina @jarturoms1

La programación adelantada por los revolucionarios siglo XXI para imponer sistema de gobierno colectivista en Venezuela, ha encontrado resistencia en el seno de la sociedad, en más del 80%, pero no se concreta el cambio, porque la improvisación, inmediatez y satanización de la política, ha penetrado el pensamiento de la personas, quienes abrigan la desconfianza en los sectores disidentes al régimen.

Lea también: Usted puede ser erizo o zorro por Noel Álvarez

Las permanentes acusaciones en los sectores de oposición por los anodinos resultados obtenidos en largos 22 años de confrontación al sistema de partido único, con apoyo militarista, tienen que ver con las oportunidades perdidas para alcanzar el cambio deseado. La República la van desapareciendo los revolucionarios siglo XXI, porque algunos sectores de oposición le han entregado el poder a los bárbaros, actuando a través de la ligereza e insensatez. Nada de lo realizado puede ser evaluado porque de inmediato aparece la molestia. Hay que guardar silencio para que el bebe de pecho no aflore en llanto. Pseudos dirigentes minimizan las ideas contrarias a través de campañas multimillonarias y de descalificación, estimulando la zozobra y malestar de las personas y comunidades.

oposición oscuridad

El régimen sembró en tiempos de abundancia el desgano en los individuos para obtener su apoyo; ahora aplica el alicate para apoderarse de su libertad e inculcar la forma en que debe pensar y actuar. La pequeña resistencia exhibida por algunos ciudadanos no les ha permitido a los oficialistas comerse el pastel completo, pero no descansan en su propósito. Planifican, avanzan, se detienen, esperan y siguen. Del lado opositor, cada vez que se obtienen un pequeño freno a las pretensiones del régimen, se desborda en esos falsos dirigentes, la prepotencia y avaricia. La búsqueda del poder no tiene nada que ver con los ciudadanos, es con sus apetencias. No les importa el hambre y la miseria en que viven las familias y comunidades, su apetito es enriquecerse a costa de los débiles.

oposición oscuridad

Les compete a los ciudadanos sacudirse de ese letargo, y comenzar el avance hacia la reconquista del sistema de libertades, con paso firme y contundente. Aislarse de los amantes de la guerra, y transitar el camino de la paz por la ruta electoral. Las elecciones regionales y municipales a celebrarse a finales de año del 2021 no pueden seguir siendo la cama para que el oficialismo gobierne con apoyo de la minoría, porque los abstencionistas pintan castillos de arena. Ese es el momento para demostrar el descontento, y reconquistar los espacios de gobierno de los Estados y Municipios.

Lea también: Lee esto si quieres vender a través de redes sociales por Moisés León

La tarea de la oposición democrática debe ser sustentada con base a la responsabilidad, seriedad y la propuesta. La confianza y coherencia son caminos a reconquistar de forma abierta. Los liderazgos locales serán determinados por elecciones primarias, asumiendo el mandato que demanda la Constitución en su artículo 67. Todo aquel que transite fuera de esa lógica política, debe ser rechazado por la mayoría. Basta de recorrer el pasaje de la oscuridad.

Arturo Molina

@jarturoms1

jarturomolina@gmail.com

www.jarturomolina.blogspot.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.