Mientras Mayora participaba en sus primeras olimpiadas, sus vecinos en el barrio Santa Eduviges de Catia La Mar, estado Vargas, se reunieron para verlo competir a través de una pantalla gigante ubicada en la calle principal de la zona.

Mayora

El pesista venezolano, Julio Mayora ganó este miércoles la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio en la categoría de 73 kilogramos, primera presea para el país en la magna cita deportiva, reseñaron medios deportivos. Es el segundo venezolano que gana una medalla en la halterofilia. El primero fue Israel Rubio en Atenas 2004.

Lea también: Rubén Limardo eliminado en su primer combate en el esgrima olímpico

Mayora, de 24 años de edad, debutó en los Juegos Olímpico de Tokio con 150 kg en su primer intento de arranque, detrás el campeón olímpico de Río 2016, el chino Shi Zhiyong, que lo superó por 8 kg.

En su segundo intento, el venezolano levantó 154 kg y concluyó esta etapa de la competición con 156 kg, ocupando el segundo lugar.

En su primer intento, el pesista venezolano levantó 186 kg, 342 kilos en total, que lo ubicó en el segundo lugar de la competencia, detrás de Zhiyong.

Mayora

Mayora conquistó la primera presea olímpica para Venezuela en halterofilia luego de levantar 190 kg y sumar 346 kg.

El chino se hizo con la medalla de oro en esta categoría con 364 kg, mientras que el de Albania, Briken Calja, se hizo con la de bronce.

Apoyo

Mayora es el segundo de los cuatro halterofilistas nacionales que compiten en Tokio tras el estreno de Yusleidy Figueroa, quien ganó diploma al quedar sexta en los 59 kg.

El nativo del estado Vargas logró su pase a Tokio luego se ubicarse en el cuarto lugar del ranking mundial en la categoría de 73 kg.

Mayora vivió un ciclo olímpico perfecto luego de lograr titularse como campeón en los Juegos Bolivarianos, los Suramericanos, los Centroamericanos y los Panamericanos, competencia donde el nativo de Catia La Mar estableció los nuevos registros continentales adultos: 155 kg arranque, 194 kg envión y 349 kg en total.

Mayora

Mientras Mayora participaba en sus primeras olimpiadas, sus vecinos en el barrio Santa Eduviges de Catia La Mar, estado Vargas, se reunieron para verlo competir a través de una pantalla gigante ubicada en la calle principal de la zona.

«El barrio se paró tempranito, como todos los días, pero esta vez para una cita especial. Ver a su muchacho ahí en el escenario más importante de todo el deporte mundial. Los Juegos Olímpicos», expresó el periodista Juan José Sayago al compartir varias imágenes de la concentración vecinal en apoyo al pesista.

Lea también: Después de un largo viacrucis 43 atletas venezolanos buscan la gloria en Tokio

Y agregó: «A los que todavía no entienden la importancia del deporte, vayan a Santa Eduviges».

 

Fuente: El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.