Alexander Fleming nació el 6 de agosto de 1881 en Lochfield, en la ciudad de Ayrshire, Escocia. Él fue un científico famoso por haber descubierto la Penicilina y también la enzima antimicrobiana llamada lisozima. Falleció un 11 de marzo de 1955 en Londres, Inglaterra, a causa de un ataque cardíaco.

Alexander Fleming

Alexander Fleming, fue un científico británico famoso por descubrir la enzima antimicrobiana llamada lisozima. También fue el primero en observar los efectos antibióticos de la lisozima penicilina obtenidos a partir del hongo Penicillium chrysogenum.

Lea también: Feliz Día del Médico en Venezuela

Su descubrimiento de la penicilina significó un cambio drástico para la medicina moderna iniciando la llamada «Era de los antibióticos», otros investigadores posteriores aportaron nuevos antibióticos, como la estreptomicina utilizada para el tratamiento de la tuberculosis, salvando millones de vidas. El aporte científico de Fleming es doble pues además de descubrir una molécula química (penicilina) también encontró una molécula enzimática (lisozima) con actividad antibiótica. Las enzimas, como la lisozima, y los péptidos antibióticos son componentes naturales de la inmunidad innata de los animales que podrían ser utilizados con fines terapéuticos similares a la penicilina. Por esta razón Fleming puede ser considerado como el primero en descubrir una enzima antimicrobiana.

Cuenta la historia que en 1928, un escoses descubrió por casualidad, una medicina completamente nueva. Un día, mientras trabajaba con cultivos de bacterias, Fleming descubrió una pequeña mancha, no era extraño que los cultivos estuviesen llenos de hongos, pero lo extraño, era que las bacterias de alrededor de esa mancha habían desaparecido.

Fleming descubrió que ese hongo llamado Penicilina evitaba el desarrollo de bacterias peligrosas como el estafilococo. Los experimentos con conejos mostraron que la penicilina era, aparentemente, inofensiva, pero Fleming no podía demostrar que esta sustancia tuviese centros curativos en las personas.

Esto se demostró trece años después, y la penicilina comenzó a producirse en grandes cantidades en los Estados Unidos.

Aunque en una revista llamada Time en Mayo de 1944, decía que «la medicina de Fleming salvaría más vidas, que las que arruinaría la guerra».

Y gracias a esa «droga maravillosa», esa droga que evitó el desastre potencial de un acontecimiento sin precedentes, es fácil creer el por qué la penicilina podría resolver, sin duda alguna, todos nuestros problemas. Aunque, en realidad, la penicilina inició la era de los antibióticos.

No obstante, fueron necesarios los aportes de dos grandes bacteriólogos, también británicos, llamados Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey.

Lea también: Mujer hoy en tu Día

Sin embargo, este gran descubrimiento fue comunicado hasta 1929, en el British Journal of Experimental Pathology. Pero la comunidad científica lo había considerado como un vulgar descubrimiento, ya que solo trataba a las infecciones banales.

FOTOS:

BBVA Opennmind

El País

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.