Después de una semana llegó el resultado de la dama que falleció en Cúcuta por coronavirus, por tal motivo, recomiendan poner en aislamiento al personal que tuvo contacto con ella, para que tomen las medidas de precaución.

Foto Archivo

La primera víctima de COVID-19 en Cúcuta, reportada el pasado sábado por el Ministerio de Salud de Colombia, vivía en San Antonio del Táchira, de 74 años, llegó el jueves 26 de marzo, sin saberse que estaba contagiada de coronavirus.

Lea también: Muertos tras enfrentamientos dos presuntos paramilitares y un GNB en Coloncito

Según la defensora de DDHH e integrante de la ONG, Comunidad de Naciones Derechos Humanos, con oficinas en San Antonio y San Cristóbal, Hana Durán, informó a La Opinión que ayudaron en la remisión de la paciente, luego de la valoración médica que le hicieron en el hospital Samuel Darío Maldonado de San Antonio, la cual arrojó deficiencia respiratoria.

Precisó que La Entidad de Prestadora de Salud (EPS) a la que estaba afiliada en Colombia ordenó su hospitalización en un centro médico, en donde la aislaron y le tomaron la muestra para confirmar el virus.

La contagiada murió al siguiente día y el cuerpo fue entregado a sus familiares. El sábado, 28 de marzo, le dieron sepultura en el cementerio de San Antonio, sin saber que su ser querido tuvo COVID-19.

Foto Archivo

“La oficina de la ONG recibió una llamada, esta semana, del Instituto Departamental de Salud de Norte de Santander, diciéndonos que había llegado de Bogotá la prueba practicada a la persona de 74 años y que salió positivo por COVID-19”, dijo Hana Durán.

José Jaimes, delegado de la organización en San Antonio, señaló que este viernes, 3 de abril, a las 11:00 am, la jefe de Vigilancia Portuaria del IDS de Norte de Santander le comunicó la causa de muerte de la mujer.

Ante este hecho, la funcionaria del IDS le recomendó poner en aislamiento al personal que tuvo contacto con ella y de inmediato comunicaron lo ocurrido al hospital de San Antonio, para que tomaran medidas similares.

Agregó que han mantenido comunicación con los parientes de la víctima, quienes han asegurado no mostrar síntomas de coronavirus.

Hana Durán sostuvo que la hija de la difunta quedó en movilizarse a Cúcuta este lunes a buscar el resultado del examen médico, pues oficialmente la familia no ha sido informada de la causa de la muerte.

La defensora de DDHH está preocupada por el personal de la ONG que tuvo contacto con la paciente, así como por el taxista que las trasladó desde el puente internacional Simón Bolívar.

Sobre el caso, la Alcaldía de Cúcuta indicó que la abuela vivía hace 5 años en el vecino país y que “vino a Cúcuta porque su estado de salud no mejoraba”.

“Las autoridades le permitieron pasar por el corredor humanitario y fue internada inmediatamente en el Hospital Erasmo Meoz. Allí se dictaminó que presentaba un cuadro de neumonía y tras su deceso las autoridades le realizaron la prueba para COVID-19”, informó María Constanza Arteaga, secretaria de Salud.

Lea también: 16 personas fallecieron en Perú por beber un licor para prevenir el Covid-19

Recordó que el Ministerio de Salud agregó que la mujer, además, presentaba diabetes, hipertensión, hipertiroidismo, falla cardiaca, obesidad y EPOC.

FOTOS:

La Opinión

RT

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.