cajeros

Aquellos tiempos del café en la mañana en una panadería con los amigos, las salidas al cine, las visitas a la familia y las reuniones sociales se están quedando en la historia del estado Táchira y de toda Venezuela; y es que entre colas para la gasolina, comida y en cajeros automáticos se le va la vida a los tachirenses.

Desde hace varias semanas la falta de efectivo está afectando a los ciudadanos, puesto que la mayoría de los cajeros automáticos de las diferentes entidades bancarias, se encuentran defectuosas o sin dinero; y en los pocos que están funcionado las colas puedes alcanzar varias cuadras, por lo que los usuarios deben pasar largas horas de espera para poder disponer de las pequeñas cantidades que suministran los bancos por esta vía.

A esto se le une que los sistemas en los cajeros automatizados son muy lentos, lo que hace aún más larga la espera de quienes desean obtener algo de efectivo para poder sufragar las necesidades básicas. Por su parte las entidades bancarias solo pagan montos pequeños, puesto según informan la SUDEBAN solo les autoriza a suministrar un máximo de diez mil bolívares diarios por persona en la banca pública; y hasta treinta mil bolívares en algunos privados.

Quienes intentan resolver el problema realizando sus compras a través de tarjeta de debito, se encuentran con el problema que las tarjetas no pasan o en muchos locales comerciales aseguran que el punto se encuentra dañado, con tal de obtener algo de efectivo.

Caos por la gasolina

Las principales calles y avenidas de la ciudad capital, San Cristóbal, están convertidas en un total caos, por las kilométricas colas de vehículos, cuyos conductores esperan hasta cuatro y cinco horas para poder surtir de combustible sus automóviles.

El día martes la mayoría de estaciones de servicio de la parte alta de la ciudad se encontraban cerradas, y según información suministrada por sus trabajadores, en espera de la llegada de la gandola con el combustible.

Es importante destacar que las largas colas de vehículos aparcados en la calles, a la espera de surtirse de gasolina, provocan un congestionamiento vehicular que han convertido las calles aledañas a las estaciones de servicio en un verdadero pandemonio.

Supermercados

Aunque los productos regulados han desaparecido casi en su totalidad de los supermercados de la ciudad, igual persisten las colas para la compra de productos de la cesta básica, a precios de productos importados.

El día de ayer martes, en un supermercado de la parte alta de la ciudad, había inmensas colas para comprar arroz a precio de 2.300 bolívares. Igual sucede con la harina de maíz, pañales, papel higiénico y otros productos de primera necesidad, que a pesar de tener costos tan elevados, se deben pasar largar horas en cola para poder adquirirlos.

Es así como los tachirenses están viendo pasar su vida en largas colas, y la frustración e impotencia aumenta al mismo ritmo que la grave crisis económica del país.

Ya los domingos no son para los paseos familiares o el compartir en casa con los amigos y seres queridos, pues debido a las circunstancias, los tachirenses deben dedicar su día de descanso a pasar el día en colas para surtir gasolina y para poder comprar alimentos para llevar a su casa.

¿Cuántas horas a la semana crees que pasas haciendo colas? Tu opinión es importante para nosotros, deja un comentario que seguro será de interés para muchas personas.

Si la información te parece de interés compártela en tus redes sociales para que llegue a todos tus amigos y conocidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.