La lucha  de los trabajadores no es por el salario, es por el derecho al trabajo digno y la libertad. Si no hay cambio de modelo político, la situación va a empeorar. La disidencia tiene la responsabilidad de frenar el totalitarismo gubernamental. Las elecciones de Gobernadores y Alcaldes en diciembre 2021, es otra oportunidad. 

Arturo Molina opinión

Arturo Molina @jarturoms1

Se arriba al primero de mayo 2021, con los revolucionarios siglo XXI al frente del poder nacional. Ya son 23 años, llenos de penurias y agravios a las personas. La crisis socio económico se hace difícil de sobrellevar. Se le conculcan los derechos a los ciudadanos permanentemente, y la censura es abismal.

Lea también: Lenguaje soez por Noel Álvarez

Las reivindicaciones de los trabajadores en función del trabajo desempeñado es una barrera para el oficialismo en su propósito de imponer la sumisión a los ciudadanos. Beneficios en áreas de la salud los han llevado a su mínima expresión, y los centros de atención primaria que ayudaban a mitigar situaciones difíciles, los dejaron en ruina y a merced del hampa. Hasta el IPASME de los educadores, es muestra del monumento de la desidia gubernamental.  A eso le llaman revolución, es decir, el salto al vacío y arribo de la inoperancia.

trabajadores

La cárcel surge como garantía para aquellos dirigentes sindicales que osen desafiar al régimen, y con ello la persecución a los trabajadores que se afilien a sindicatos y gremios disidentes al oficialismo. No en vano, el ejercicio de las profesiones en Venezuela es nutritivo para el pro oficialista y raquítico para el disidente. Todas son sometidas al filtro gubernamental. Aquí el derecho al trabajo lo llevan al jala mecate rodilla en tierra. Mención especial al periodismo independiente, quienes reciben estiércol por sus hazañas de informar. El trabajo dignifica, y a los gobernantes totalitarios les produce picazón en el ano, decía mi abuela Agripina, por ello anuncian limosnas, destruyen salarios y mantienen a la gente sin hacer nada. Les generan la pereza y posteriormente los esclavizan.

sueldo trabajadores

Ni hablar de los jubilados, quienes después de trabajar duramente sus años de juventud, al llegar el momento del descanso los ven como la lepra en expansión. Les niegan todo, les quitan lo que habían logrado con su esfuerzo, y les tratan miserablemente. La sabia de la vida no se inmuta, sigue firme en su propósito de lograr influir en las nuevas generaciones la importancia de cambiar el actual sistema de gobierno. Entienden los mayores que la carrera no es de velocidad, es de resistencia, y trabajan en función de la organización de la sociedad. Miran con ternura al contrario, aun haciéndoles daño el menesteroso. El tiempo de Dios es perfecto, y cada quien en su momento pagará ante él por sus culpas.

Lea también: «Soy demasiado joven para montar un negocio» por Moisés León

La lucha  de los trabajadores no es por el salario, es por el derecho al trabajo digno y la libertad. Si no hay cambio de modelo político, la situación va a empeorar. La disidencia tiene la responsabilidad de frenar el totalitarismo gubernamental. Las elecciones de Gobernadores y Alcaldes en diciembre 2021, es otra oportunidad.

Arturo Molina          

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com

jarturomolina@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.