Estos venezolanos, ya en el país (están en Ureña, y San Antonio del Táchira) han denunciado hacinamiento, malos tratos, les han dicho que eso les pasa por traidores, por haberse ido del país, etc., Además denuncian que les han tocado dormir en el suelo, que les ha faltado agua potable, además de amenazarlos si difunden o dan información de las condiciones en que se encuentran.

José Rozo

José Rozo @JoseRozoL

El maltrato a los venezolanos retornados al país, por parte del régimen de Caracas viola los derechos consagrados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, ONU de 1948, concretamente su artículo 13, numeral 2 dice, ”Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso el propio, y regresar a su país”, derecho universal que recoge la Constitución Nacional en su artículo 50, donde entre otros se establece qué, toda persona puede transitar libremente y por cualquier medio por el territorio nacional, salir del país y volver, incluso con sus bienes.

Lea también: La jerga del politiqués por Noel Álvarez

El artículo 55 de la constitución, ordena a los cuerpos de seguridad respetar la dignidad y los derechos humanos de las personas, y por si fuera poco, el artículo 46 establece el derecho a que tienen las personas a que se les respete su integridad física, psíquica y moral.

En los grupos de venezolanos que retornan al país, también vienen familias, por lo tanto les están vulnerando todo el Capítulo V de los derechos sociales y de las familias, consagrado en la constitución nacional.

venezolanos Avenida Venezuela

Este drama se evidencia, en primer lugar, en la negativa del Buró Político del régimen de Caracas, quienes fueron los que asumieron la responsabilidad desde el primer momento, y así se hicieron llamar desde un principio, de no dejar ingresar a su territorio, a los venezolanos llegados a La Parada, obligados por la pandemia, y luego ordenarlo con restricciones, sometiéndolos a situaciones dramáticas y dolorosas que vivieron miles de personas, algunos con niños, con hambre, frio y el desprecio de un régimen indolente que les negaba su legítimo derecho de ingresar a su patria, digo vivieron, porque con la ayuda del gobierno colombiano y de la Agencia de la ONU para los refugiados ACNUR, han sido trasladados a campamentos transitorios llamados, Centro de Atención Sanitaria Tienditas CAST en Boconó, allí, en carpas dignas, tienen garantizada las comidas y alimentos especiales para los niños y mujeres embarazadas, la orden del régimen de Caracas son de 300 personas diarias, y solo los días lunes, miércoles y viernes, tarea que cumple el Centro en mención, trasladándolos al puente internacional Simón Bolívar. Podemos decir, que este drama en el lado colombiano ha sido subsanado.

centro venezolanos

Estos venezolanos, ya en el país (están en Ureña, y San Antonio del Táchira) han denunciado hacinamiento, malos tratos, les han dicho que eso les pasa por traidores, por haberse ido del país, etc., Además denuncian que les han tocado dormir en el suelo, que les ha faltado agua potable, además de amenazarlos si difunden o dan información de las condiciones en que se encuentran.

La población fronteriza desde un principio, se manifestó temerosa, es más, hubo conatos de protestas, y evitaron la concentración en algunas escuelas, es cuando el régimen decide distribuirlos en Rubio, Capacho, San Cristóbal.

Pasi venezolanos

¿Cuántos contagios hay en la frontera?

En San Antonio en el llamado Pasi de la escuela de niños especiales, hasta la presente, están concentradas unas 80 personas sospechosas, a la espera de las pruebas definitivas, en la frontera están repartidos en los diferentes centros educativos, en la aldea las tienditas de Ureña, en San Antonio en, Liceo Manuel Días Rodríguez, Ciclo Básico, Pérez del Real.

Por informaciones que hemos podido recabar, de personas involucradas, nos han comentado también que, hay muy poca colaboración por parte de los retornados, por ejemplo para cocinar sus propios alimentos y colaborar con la limpieza, también denuncian desmantelamientos de artículos eléctricos etc.

Por otra parte, hay también un número de familias que no tienen a donde ir, pues cuando emigraron vendieron todo, y no tienen vivienda, están exigiendo que el gobierno les dé una vivienda.

Lea también: Entre héroes te veas Juan Guerrero

Según personal involucrado, la situación cada vez será más difícil, sino hay un alto en el retorno de los emigrantes, se quejan también por la falta de apoyo y recursos como alimentos, colchonetas, artículos de limpieza y aseo, dicen además, que lo más sensato es que sean llevados de manera directa, una vez ingresen al territorio, a sus lugares de destino, y que los gobernadores de esos estados asuman en control de sus propios paisanos, incluso dicen en voz baja, refiriéndose a los venezolanos que están fuera del país, que no retornen a Venezuela que se van a arrepentir.

José Rozo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.