La gobernadora del Táchira dijo que están realizando las peticiones requeridas para establecer protocolos que permitan a los funcionarios llegar a sus sitios de trabajo durante esta pandemia y así atender el tema de los servicios públicos y evitar que la administración pública se paralice. 

Laidy Gómez administración pública

La distorsión económica que atraviesa el país, ante el uso diario de moneda extranjera sin ningún control fiscal o norma que lo rija, está afectando el patrimonio público del país  y por ende, la realización de proyectos que solventen necesidades  básicas de la población, así lo manifestó la gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, durante una  entrevista con Pedro Penzzini.

Lea también: Protección Civil Táchira brinda servicio de atención de emergencias por COVID-19

 “En el Táchira desde hace dos años, la moneda de uso, de hecho, es el peso colombiano porque cada día los puntos electrónicos son más deficientes, las entidades bancarias no dispensa la cantidad de bolívares que cuesta ni siquiera un cartón de huevos e incluso en algunos municipios con alcaldes bolivarianos, el gas doméstico es cobrado en pesos sin ningún tipo de auditoría o control fiscal”, aseguró.

Toda esta situación – afirmó la mandataria regional- conlleva a que en la frontera con Colombia no haya control aduanero ni recaudación fiscal, generando una descomposición económica que afecta a todos los servicios que dependan del Estado.

 Argumentó que a pesar de que los gobiernos locales y regionales reciben el presupuesto público correspondiente al situado constitucional no les permite por la devaluación constante del bolívar, compensar los requerimientos básicos para garantizar calidad de vida a los tachirenses, “situación que continuará hasta tanto existan medidas económicas que sinceren la realidad de los venezolanos”.

pesos colombianos administración pública

Destacó que es preocupante la situación que atraviesan todas las entidades de administración pública, las cuales reciben bolívares y la devaluación sobrepasa los requerimientos básicos de la población, a esto se le suma el ausentismo laboral producto de la pandemia.

“Los trabajadores no tienen cómo trasladarse, no hay gasolina ni transporte público y se requiere un personal básico para montar un proceso de ejecución de los recursos y mientras se resuelve este tipo de contingencia, se devalúa el presupuesto, a esto se le suma, que tanto proveedores como la comercialización de los insumos es cobrado en divisas”, aseveró Gómez.

Indicó que están realizando las peticiones requeridas para establecer protocolos que permitan a los funcionarios llegar a sus sitios de trabajo durante esta pandemia y así atender el tema de los servicios públicos y evitar que la administración pública se paralice.

Gobernación administración pública

“Los estudios epidemiológicos arrojan que la radicalización no neutraliza el virus, lo único que puede neutralizar esta pandemia es que la ciudadanía asuma de manera disciplinada las medidas de prevención”, puntualizó la mandataria tachirense.

Lea también: FundaRedes rechaza amenazas y judicialización al movimiento de DDHH

A pesar de todas las dificultades – reiteró- seguiré asumiendo mi compromiso con el Táchira y resistiendo la crisis social, económica y hasta la política que ha estado con mucha tendencias y cada día pareciera más difícil tener un punto de encuentro para avanzar frente a un cambio del sistema gubernamental y el esquema político que ha gobernado a Venezuela por 22 años.

Dirci

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.