En el Día Mundial de la Enfermería, se les hace gran homenaje a esos hombres y mujeres que por vocación propia escogieron sumarse a este grupo de héroes anónimos capaces de sacrificarse para servirles a los demás.

Foto Archivo

Cuenta la historia que un día como hoy en 1811 nació en la ciudad de Florencia, Italia, Florence Nightingale, quien dedicaría su vida al cuidado de los enfermos. Formada en Inglaterra, fue la creadora de la carrera de enfermería profesional, fundando en 1860 en Londres una jerarquizada Escuela de Enfermeras.

Lea también: Día del Reportero Gráfico en Venezuela…75 años de historia

A ella se debe el sistema de hospitales de Inglaterra. Durante la guerra de Crimea (año 1884) organizó en las más duras condiciones el servicio de enfermería en el frente, lo que la convirtió en heroína popular y le posibilitó recibir de manos del rey Eduardo VII la Orden del Mérito, otorgada por primera vez a una mujer.

Foto Archivo

Esta hermosa profesión  coloca al paciente-familia en el centro de su misión para lograr mayor nivel de autocuidado en temas de salud. Son las profesionales que miran a la persona integrando todas sus necesidades, físicas, emocionales, sociales y espirituales. Ellas entienden la esperanza y valor, alegría y desesperación, dolor y sufrimiento, sirven a la humanidad y, mediante sus acciones, protegen la salud y el bienestar de las personas.

Foto Archivo

Por todas esas acciones  Florence Nightingale, fue ejemplo de lucha y vocación solidaria, murió el 14 de agosto de 1910. Su obra perduró y adquirió gran magnitud a través del Consejo Internacional de Enfermeras; desde su sede en Ginebra, Suiza, y a través de sus 114 Asociaciones Nacionales lleva a cabo acciones de apoyo al personal de enfermería de todo el mundo.

Foto Archivo

Este año 2020 una fecha marcada por la situación que vive este colectivo por la pandemia, que ha puesto de relieve la vital importancia de esta profesión, pero también la precariedad laboral y la escasez de recursos a la que se enfrenta.

Lea también: Eleazar López Contreras…senador vitalicio

Tristeza, negación, ira y enfado. Son algunos de los sentimientos que han ido experimentando los y las enfermeras ante la pasividad de las autoridades frente a la falta de recursos y de material de protección, ante la llegada del Covid-19.

FOTOS:

El Siglo

Cubanos por el Mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.