Para la gobernadora tachirense, es importante la humanidad, “no politicemos las vacunas, defendamos el gremio de la salud, porque tenemos la imperiosa duda ante el desvío del material, que sean los funcionarios de las FAES o los colectivos armados quienes le quiten la oportunidad a los médicos del Hospital Central para vacunarse contra el COVID-19”.

recursos Hospital Central

La gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, denunció el desvío de las vacunas contra el COVID-19 destinadas para la entidad, mostrando como prueba la guía de distribución dispuesta por el Ministerio de Salud que señala un total de 2 mil 300 dosis para los funcionarios que laboran en Hospital Central de San Cristóbal y 768 vacunas para el personal del Hospital Patrocinio Peñuela Ruiz  del Seguro Social.

Lea también: “Infraestructura educativa en Venezuela está destruida y sin condiciones de bioseguridad”

“Todo este material biológico fue direccionado de manera arbitraria para el Hospital Oncológico”, aseguró.

La mandataria regional alertó a la Organización Panamericana de Salud (OPS) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la situación, “se están vulnerando los protocolos destinados por el Ministerio de la Salud para el único Hospital Centinela del Táchira que es el Hospital Central de San Cristóbal.

En este sentido y  mostrando las comunicaciones enviadas al Ministerio de Salud con fecha del  9 y 13 de febrero respectivamente,  contentivas de la nómina para inmunizar a mil 900 funcionarios que laboran en el Hospital Central,  desmintió que no se haya hecho la solicitud de las vacunas y que por esa razón las mismas se encuentren en el Hospital Oncológico, “estamos juzgando la mala fe y la actitud dolosa para controlar políticamente un material biológico para  inmunizar a nuestros médicos”.

Estamos solicitando – aseveró Gómez – la vacuna para todo el personal del Hospital Central, tanto para quienes están en el área COVID-19 como para  los que están en otras áreas, “porque no hay como determinar que en un área de emergencia o en otra área asistencial una persona esté asintomática y pueda contagiar a un enfermero o a un médico, razón por la cual estamos solicitando que todo el personal del centro asistencial sea vacunado tal como se ordena en la cadena de distribución de las vacunas nacional”.

vacunas

Desvío de insumos y neveras

Por otra parte, la gobernadora tachirense reiteró el llamado a la OPS y la OMS para tomen las medidas correspondientes, “quiero denunciar como primera autoridad del estado Táchira, que se están violentado los protocolos epidemiológicos para inmunizar con las vacunas  COVID al personal del primer centro asistencia del Táchira, se desviaron los insumos y las neveras desconociendo la prioridad del Hospital Centinela”.

Se están desconociendo – enfatizó  – los procedimientos epidemiológicos que deben presentarse en la sede hospitalaria, porque ante el desvío del material, existe la mala fe y no vamos a reconocer que se le dé prioridad a otra área que no sea el Hospital Central de San Cristóbal.

“Hago un llamado a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para que se abra una investigación a las autoridades del Ministerio de Salud en el estado Táchira, por intención dolosa y mala fe en el manejo del material biológico que debe ser para la inmunización del personal de salud del Hospital Centinela”, manifestó Gómez.

Gobernadora vacunas

Llamado al ministro de Salud

Asimismo Laidy Gómez, hizo el llamado al Ministro de Salud como mandataria regional, como mujer, como madre y como ciudadana, “usted es médico, usted es profesional de la salud, no le dé la espalda al gremio y haga valer los protocolos de la Organización Panamericana de la Salud, para que en el Táchira se le dé la prioridad al personal del Hospital Central y que se proceda a vacunar en el mismo Hospital Centinela”.

Porque no confiamos que se lleve a cabo– señaló – si el material  no está en la sede hospitalaria, “no queremos ver que las vacunas terminen priorizando a los colectivos armados, en vez de inmunizar con prioridad a los médicos que están salvando la vida de todos los tachirenses y de todos los venezolanos en el occidente del país, que utilizan nuestro centro hospitalario”.

“Yo estoy convencida que usted por ser médico y profesional de la salud tiene que darle un espaldarazo a sus colegas en el Táchira, por una condición de humanidad haga respetar los protocolos de la Organización Panamericana de la Salud en el Táchira, es la vida de nuestros médicos y la del personal de salud para puedan salvar más vidas”, puntualizó Gómez.

vacunas

No politizar las vacunas COVID-19

Para la gobernadora tachirense, es importante la humanidad, “no politicemos las vacunas, defendamos el gremio de la salud, porque tenemos la imperiosa duda ante el desvío del material, que sean los funcionarios de las FAES o los colectivos armados quienes le quiten la oportunidad a los médicos del Hospital Central para vacunarse contra el COVID-19”.

Lea también: Denuncian que los maestros están vulnerables por falta de atención en salud

Debemos alertar a la comunidad internacional – insistió Gómez –  que ante el desvío de las vacunas que venían direccionadas por el Ministerio de la Salud,  “denunciamos a los funcionarios de salud en el Táchira, por   la vulnerabilidad a los protocolos y las sospechas que se derivan del no cumplimiento de la guía de distribución de las vacunas contra el COVID-19 dispuestas para el Hospital Central de San Cristóbal.

N/P Dirci

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.