Aquí la película sigue en blanco y negro, con pequeños agregados al drama y sin acción. Se direcciona con base a las apetencias particulares y se estigmatiza al contrario, buscando liquidarlo políticamente, para evitar la disidencia (enano detrás del trono). Se fortalece al ser retrógrado, al que llaman el hombre nuevo (así imponen su dinastía). Al final para continuar con la insensatez, llamarán a esperar por las decisiones del nuevo monarca norteamericano. Termina así la película Donald Trump, e inicia la de Joe Biden.

Arturo Molina opinión

Arturo Molina @jarturoms1

Las películas tienen su drama y acción, sin eso sería aburrida y las emociones de los acostumbrados a vivir en esa condición, se desvanecerían en cuestión de horas. De allí que en oportunidades es necesaria alargarla un poco más, y si es para ir en pos del poder, no importa lo que se destruya, ejemplo de ello “por estas calles”.

Lea también: El último dictador por Noel Álvarez

Juegos de tronos alcanzo éxito porque el suspenso y la acción atraían. Se cerraban y abrían nuevos episodios con agregados revanchistas, eso encantaba a la audiencia. De esa forma se sacaban ciertos actores de la serie, ya no eran importantes. La magia de la atracción estaba en otro lado. Incluso, los Dragones que tenían papel preponderante, fueron eliminados uno a uno, hasta quedar uno solo, el fin de la especie. Allí una joven dentro del contexto de la dinastía familiar, dio muerte al amo de la muerte y con ello reivindicó a los vivos. La joven ambiciosa por el poder de una sola persona, terminó falleciendo en manos de su ser amado (miembro de la realeza-heredero por sucesión), terminó a su vez desterrado por su medio hermano, para evitar el castigo por asesino. Simplemente le dieron otro trono, tal vez el que tenían antes los muertos.

Trump elecciones

En reunión de pocos, decidieron quienes gobernarían a muchos. La distribución equitativa del poder entre la dinastía familiar no se hizo esperar. Todos fueron monarcas. El enano, el gran armador de la estrategia, no dejo de ser borracho, mujeriego, inteligente, sagaz, y hermano de buen corazón, y con poder (quizás el verdadero Rey detrás del trono). La polarización allí era la reina. Los apellidos se imponían. El melodrama se mantenía, era necesaria y efectiva. Todos apostaban a lo mismo. Seguir siendo dueños de lo que nadie más podía ser: la voluntad de los súbditos.

Trump Biden elecciones Estados Unidos

En la nueva era, la avalancha de opiniones en torno a los resultados de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos se ha exhibido a lo largo y ancho del planeta como la fase de inicio de la nueva era del hombre americano. No era para menos. Los ciudadanos de ese país considerado el más poderoso del mundo en lo político, económico y militar, escogía al nuevo manda más entre todos. La alienación de los extranjeros se hacía presente, evidente, consecuente y altisonante. Demócratas vs Republicanos acordaron una vez más, profundizar la polarización. El juego había iniciado y es cerrado. Solos los paridos en esos partidos y que gocen de la voluntad de la cúpula tienen el derecho de gobernar. Los demás deben sumarse o morir en el intento. El juego lo concentraron entre capitalismo y comunismo. No se sabe realmente cual ideología gano. Esa es la película, y allí su drama y acción.

Lea también: Apreciable para unos, despreciable para otros por Arturo Molina

Los venezolanos divididos en opiniones mezquinas suman inconscientemente a favor del autoritarismo. Se reclama por la libertad y terminan anclados en la zozobra que genera la polarización política. Aquí la película sigue en blanco y negro, con pequeños agregados al drama y sin acción. Se direcciona con base a las apetencias particulares y se estigmatiza al contrario, buscando liquidarlo políticamente, para evitar la disidencia (enano detrás del trono). Se fortalece al ser retrógrado, al que llaman el hombre nuevo (así imponen su dinastía). Al final para continuar con la insensatez, llamarán a esperar por las decisiones del nuevo monarca norteamericano. Termina así la película Donald Trump, e inicia la de Joe Biden.

Arturo Molina

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com

jarturomolina@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.