Foto Archivo
Los equipos de rescate han localizado esta madrugada a la 01:25 horas el cuerpo sin vida de Julen, el niño que el pasado 13 de enero cayó a un pozo de Totalán, España, a 71 metros de profundidad.

Los servicios de rescate encontraron el cuerpo sin vida de Julen Roselló en horas de la madrugada de hoy. La búsqueda del niño de dos años que cayó en un pozo de Totalán (Málaga), España, finalizó tras 12 días y la colaboración de centenares de personas. Tanto el pozo en el que cayó Julen el pasado 13 de enero como el túnel de rescate serán tapiados y rellenados para evitar nuevos accidentes.

Informan las autoridades  que la posición en la que han encontrado a Julen permite determinar que la caída del niño fue «rápida y libre» hasta los 71 metros de profundidad, la cota en la que se ha encontrado el cuerpo.

Las posibilidades de encontrarlo con vida eran ínfimas, pero ni la familia ni los más de 300 efectivos que han participado en el rescate habían perdido la esperanza en todos estos días de que se produjera el milagro. El padre de Julen, José Roselló, ha tenido que ser atendido esta madrugada por un ataque de ansiedad y se han escuchado gritos de «otra vez no, otra vez no» en la vivienda nada más conocer la triste noticia. Julen es el segundo hijo que pierde la pareja, reseñó el portal web www.rtve.es.

Es de resaltar el arduo trabajo de los ocho mineros, convertidos en héroes, han tardado más de 36 horas en recorrer los cuatro metros que separaban el túnel paralelo al pozo del punto exacto en el que cayó el niño el pasado 13 de enero. Ellos han abierto la galería para acceder a Julen y finalmente ha sido la Guardia Civil la encargada del rescate final.

Se ha realizado un trabajo que en condiciones normales duraría meses en escasas dos semanas. Decenas de máquinas, perforadoras y excavadoras han removido cerca de 85.000 metros cúbicos de tierra para allanar y reducir el cerro y construir el túnel paralelo al pozo en el que estaba Julen y desde ahí acceder al angosto punto donde quedó encajado Julen, por debajo del tapón creado, una de las mayores complicaciones en este rescate.

Además del ingente trabajo técnico, el tranquilo pueblo de unos 700 habitantes de la Axarquía malagueña se ha volcado con la familia del pequeño. Totalán ha sido noticia en medio mundo por las caractarísticas de este suceso en el que una montaña se comió literalmente a un niño de tan solo dos años.

Tras el hallazgo del pequeño han comenzado a conocerse muestras de pésame, entre ellas la de la Casa del Rey, que ha expresado su «dolor más profundo» o el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha mostrado su «tristeza infinita». El Ayuntamiento de Málaga ha decretado tres días de luto oficial.

Finalizado el dispositivo de localización, queda ahora la fase de la investigación para determinar por qué el pozo estaba abierto y no sellado y depurar responsabilidades. El juzgado de instrucción número 9 de Málaga ya ha abierto diligencias para esclarecer las circunstancias en la que el niño cayó en el orificio.

FOTOS:

Marca

El nuevo dia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.