El centro de atención, en el que se practican pruebas de COVID-19, entró en funcionamiento con recursos de Colombia, agencias de las Naciones Unidas, el Consejo Noruego para Refugiados y otras organizaciones humanitarias.

migrantes venezolanos Colombia

Unos 300 migrantes venezolanos que buscan regresar a su país comenzaron a recibir este lunes alimentación, asistencia médica y hospedaje en un centro de atención sanitario que puso en funcionamiento Colombia en la frontera binacional para ayudarlos en el complicado proceso de retorno, informó un funcionario.

Lea también: Cientos de venezolanos acampan en el norte de Bogotá a la espera de poder regresar a casa

Colombia se convirtió en los últimos años en el destino de unos 1,8 millones de venezolanos que huyeron de la crisis política, económica y social en que se sumió el país petrolero bajo el Gobierno del presidente socialista Nicolás Maduro.

Pero en medio de la cuarentena que decretó Colombia y otros países de Sudamérica para contener la pandemia del coronavirus, miles de venezolanos perdieron sus empleos informales.

Hasta el momento más de 74.000 venezolanos han regresado voluntariamente a su país desde Colombia, pero los controles migratorios que impuso el Gobierno de Nicolás Maduro sólo permiten el paso de 1.200 inmigrantes a la semana, lo que provocó una congestión en un punto fronterizo cerca de la ciudad de Cúcuta, según la autoridad migratoria.

“El Centro de Atención Sanitario Tienditas (CAST), no es un albergue, ni de un refugio, es una estación transitoria en la que los migrantes esperarán por máximo 48 horas el turno para ingresar a su país”, explicó Víctor Bautista, secretario de Fronteras y Cooperación Internacional de Norte de Santander.

migrantes venezolanos Colombia

“En este espacio, las personas tendrán un trato digno, con condiciones humanas y de salud básicas, dada la condición de vulnerabilidad en el que se encuentran”, explicó.

El primer traslado de inmigrantes al centro de atención permitió despejar el sector de La Parada, en Villa del Rosario, antes del Puente Internacional Simón Bolívar, que marca el punto fronterizo más importante entre Colombia y Venezuela en el departamento de Norte de Santander.

El centro de atención, en el que se practican pruebas de COVID-19, entró en funcionamiento con recursos de Colombia, agencias de las Naciones Unidas, el Consejo Noruego para Refugiados y otras organizaciones humanitarias.

Lea también: Colombia: Devuelven seis buses con 241 venezolanos que iban a Cúcuta

El lugar en donde se instalaron tiendas de campaña para alojar temporalmente a los inmigrantes mientras logran pasar a Venezuela, tiene una capacidad inicial para 300 personas.

Fuente: Reuters

Fotos: Referenciales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.