En la frontera no se va la luz, llega de vez en cuando. La gente está asustada, tiene miedo del bicho, está traumatizada. Y por si fuera poco, no hay agua potable. Hay sectores que tienen meses que no les llega el precioso líquido.

José Rozo frontera puentes

José Rozo @JoseRozoL

Era lunes 16 de marzo de 2020 en San Antonio del Táchira.

Calles solas. Mercado municipal abierto, con pocos compradores. Mercaderes, hablan de desabastecimiento, por falta de productos. La mayoría los traen de Colombia, y la frontera está cerrada; por las trochas, sale muy caro, dicen.

Lea también: Es ahora o para siempre por Arturo Molina

Rumores de brotes del bicho por todos lados, hasta un obispo está infectado, dicen las malas lenguas.

El régimen que atormenta a Venezuela, militarizó el sector de Peracal, punto de salida para San Cristóbal, tampoco dejan pasar por allí a los que vienen del interior para San Antonio del Táchira. “Nadie entra, nadie sale”, es la orden; pero ante un pero, aparecen los que “solucionan” los peros, en este caso, los trocheros, ahora llaman así a los intermediarios que aceitan las trabas, las manos, mejor dicho los bolsillos de los uniformados de la patria, para dejarlos pasar sin novedad.

cierre frontera pandemia

El internet, mejora levemente, los cortes de luz han disminuido. En la frontera no se va la luz, llega de vez en cuando. La gente está asustada, tiene miedo del bicho, está traumatizada. Y por si fuera poco, no hay agua potable. Hay sectores que tienen meses que no les llega el precioso líquido. El hospital local pide ayuda para adquirir implementos. Las redes sociales –WhatsApp, se inundan de cadenas basura, oraciones, rezos, burlas y falsas noticias que ponen a la gente en shock. La gente represada en Peracal se amotina y protesta. La gente tiene el bicho en la cabeza, en la mente. Está contaminada mentalmente con el bicho chino.

El presidente de Colombia, Iván Duque, anuncia en su cuenta tuiter a las 8 de la noche, que, cierra las fronteras marítimas, terrestres y fluviales, desde este 17 de marzo hasta el próximo 30 de mayo. Colombia anuncia rebaja en el precio de los combustibles, mientras el régimen de caracas, lo restringe y aumenta la Unidad Tributaria a 1.5000.000. El régimen de caracas, dice que, a partir del 17 de marzo a las 05:00 a.m. cuarentena social para los 23 estados y el Distrito Capital. Dijo también que, los contagiados pasaron de 10 a 33 en apenas 4 días, que, 28 ciudadanos regresando de Europa y 5 de Cúcuta, es decir, de la frontera. Distribuidos geográficamente así; Caracas 13, Miranda 5, la Guaira 2, Aragua 2, Anzoátegui 1, Mérida 1, Cojedes 1, Apure 1.

retornados en la frontera

Al día siguiente, a las 10 de la mañana, salimos a comprar agua mineral, pan y hierbas aromáticas. Locales y el mercado municipal abiertos, pocos compradores. Me dicen que la gente va a Colombia por la trocha de Juan Frio. Los datos y la telefonía móvil funcionan, la luz, hoy no la han cortado. Thommy, el nieto, que, estudia en Cúcuta segundo grado, la profesora le notificó a la mamá, que le envió un trabajo al correo. El niño trabaja con la laptop. Desde hace 8 meses no tenemos servicio de telefonía fija, no por falta de pago. Dos técnico particulares han revisado y concluyen que es CANTV, empresa ahora socialista del régimen, otrora gran empresa privada de servicios, antes de la confiscación por el régimen ruinoso, hoy arruinada, como muchas otras. Compramos servicio de internet portátil colombiano, con eso, tenemos internet para los teléfonos y para que el nieto participe en sus clase virtuales a través de la portátil o laptop.

San Antonio frontera

El que se hace llamar “el protector del Táchira”, (termino militarista), dijo a los medios que, a partir de este martes, se aislarán los municipios Bolívar y Pedro María Ureña. Dijo que la decisión se adoptó para tratar de contener la propagación del COVID- 19 desde Colombia. El obispo de la Diócesis dejó sentado públicamente que el protector del Táchira y de los tachirenses es el Santo Cristo de la Grita.

El régimen solicita al FMI un crédito de 5.000 millones de dólares para enfrentar el virus. Por las redes sociales le dan duro, siempre han despotricado del Fondo, y el difunto lo cuestionó y decía que era el chupa sangre del capitalismo. Incluso, muestran videos del difunto. La gobernación del norte de Santander, y el alcalde de Cúcuta implementan el toque de queda para menores de 18 años y mayores de 50 desde el 24 de marzo. Gobernación del Táchira informa que enviaron 9 muestras de posibles contagiados a Caracas. 1 del Municipio Independencia, 2 del Municipio, Panamericano. 3 del Municipio San Cristóbal. 1 del Municipio Cárdenas. 1 del Municipio Andrés Bello. 1 del Municipio Bolívar.

terminal San Antonio frontera

Siguen los días, estoy leyendo, La Crítica de la Razón Pura tomo I, de Kant, la Historia de Venezuela de Rafael María Baral, y la historia del partido liberal colombiano.

La gente está saliendo a las calles, no tienen alimentos ni dinero, además de la falta de agua potable. Escasean los tapabocas, la gente se las ingenia, un vendedor de verduras, ambulante, usa como tapabocas una hoja de repollo. El pueblo está desierto y lleno de necesidades, la avenida Venezuela, desolada, lúgubre está la ciudad. Llegan noticias del interior de saqueos a camiones con alimentos, y la fuga de 60 presos en el estado Zulia, o los dejaron fugarse, dice el común. En el Táchira se detectaron 5 nuevos casos sospechosos, entre ellos una mujer embarazada. La vicepresidente del régimen, informa que, no se registraron nuevos casos en las últimas 24 horas. El FMI negó al régimen los 5.000 millones de dólares que pidió, “lamentablemente, el Fondo no está en condiciones de considerar esa solicitud” fue la respuesta.

venezolanos en la frontera

El personal médico del hospital local, no tienen alimentos, y piden; harina precocida, arroz, pastas, huevos, agua mineral, sardinas, atún. Pongo en el estado del WhatsApp la petición. Avanzan los días, y el ambiente cambia, se enrarece, la bruma contaminante del botadero de basura de Ureña, y quemas  inundan el pueblo, la gente cierra las puertas y ventanas para protegerse. Llegan noticias que, 300 autobuses con venezolanos retornados, del Ecuador, vienen para la frontera, el régimen culpa al presidente de Colombia de usar a los venezolanos infectados como armas biológicas para contagiar al país, la frontera amanece de susto por esta noticia, aduladores del régimen toman escuelas para alojarlos, comunidades montan guardia para no permitirlo, deciden llevarlos para Capacho, Rubio y San Cristóbal, el bicho prácticamente se convierte en una papa caliente.

venezolanos frontera

Los retornados dan fe que fueron bien tratados por las autoridades colombianas, además fueron examinados sanitariamente para descartar contagios. Dicen los retornados que los aduladores del régimen los obligan hablar mal del gobierno colombiano. Los retornados, en los centros de confinamientos protestan y exigen sean llevados a su lugares de destinos, otros, no tienen donde llegar, pues, al irse del país, vendieron sus casas y ahora piden vivienda donde vivir, son familias con hijos menores. Vecinos, les llevan agua potable en botellas plásticas y alimentos, que las pasan a través de las cercas de alambre donde están confinados, Y así llegamos al caso del primer caso mortal por el bicho chino en el Táchira y de Venezuela.

venezolanos frontera

Era el viernes 3 de abril, ese día el corte de luz fue de 11 de la mañana a las 3:48 de la tarde. La calima o bruma se ha ido disipando, ya se ven las montañas y el cielo azul de mi San Antonio bonito. El adulador del régimen llamado el protector, ha dicho que solo los días lunes, miércoles y viernes se podrán comprar alimentos, de 8 a 12 del mediodía, se militariza la ciudad. Para las 2 de la tarde no debe haber nadie en la calle. Solo una persona podrá salir a comprar. Nadie puede dirigirse ni podrá venir a la ciudad de San Antonio del Táchira” Esta restricción salió a las 12:11 p.m.

La señora Laidy Gómez, gobernadora del estado Táchira, publica en su cuenta personal de tuiter; “ #3ab #sanantonio Paciente de 71 años, domiciliada en “Garrochal” luego de estar por una fractura en el hospital del Municipio, es trasladada al hospital en Cúcuta donde fallece por sintomatología respiratoria, se espera que autoridades colombianas determinen vínculos #covid19” Acompaña la nota un video. Tuiter @laidygomezf 8:13 p.m.

venezolanos frontera

Dos días después, el domingo 5 de abril, diario La Opinión de Cúcuta, publica la siguiente nota.

“Mujer que murió en Cúcuta por COVID-19 vivía en San Antonio del Táchira. Aunque para el gobierno de Nicolás Maduro, en el estado Táchira no registra a la fecha casos de coronavirus, la realidad es otra, porque la primera víctima de COVID19 en Cúcuta, reportado este sábado por el MS de Colombia, vivía en San Antonio. La ciudadana colombo-venezolano, de 74 años, llegó procedente de esta ciudad de la frontera venezolana el jueves 26 de marzo, sin saberse que estaba contagiada de coronavirus, luego de las gestiones realizadas por la Organización No Gubernamental (ONG) Comunidad de Naciones Derechos Humanos, con oficina en San Antonio y San Cristóbal. Hana Duran, defensora de DDHH e integrante de la ONG, informó que “ayudaron en la revisión de la paciente, luego de valoración médica que le hicieron en el hospital Samuel Darío Maldonado de San Antonio, la cual arrojó deficiencia respiratoria.

venezolanos frontera

La entidad de prestadora de salud (EPS) a la que estaba afiliada en Colombia, ordenó su hospitalización en un centro médico, en donde la aislaron y le tomaron la muestra para confirmar el virus. La contagiada murió al siguiente día y el cuerpo fue entregado a sus familiares. El sábado 28 de marzo, le dieron sepultura en el cementerio de San Antonio, sin saber que su ser querido tuvo COVID-19. La ONG recibió una llamada, esta semana, del Instituto Departamental de Salud del Norte de Santander diciéndonos que había llegado de Bogotá la prueba practicada a la persona de 74 años y que salió positivo por COVID-19” expresó Duran.

Lea también: 5 errores costosos que se deben evitar al iniciar un negocio por Moisés León

José Jaimez, delegado de la organización en San Antonio, precisó que este viernes, 3 de abril, a las 11:00 a.m. la jefe de vigilancia, portuaria del IDS del Norte de Santander le comunicó la causa de la muerte de la mujer. Señaló que la funcionaria del IDS le recomendó poner en aislamiento al personal que tuvo contacto con ella y de inmediato comunicaron lo ocurrido al hospital de San Antonio, para que tomaran medidas similares. Agregó que ha mantenido comunicación con los parientes de la víctima, quienes han asegurado no mostrar síntomas de coronavirus. Hana Duran, sostuvo que la hija de la difunta, quedó en movilizarse a Cúcuta este lunes a buscar el examen médico, pues oficialmente, la familia no ha sido informada de la causa de la muerte. La defensora de DDHH está preocupada por el personal de la ONG que tuvo contacto con la paciente así como por el taxista que la trasladó desde el puente internacional Simón bolívar” concluye la nota de Fabio Oliveros.

Casos y cosas de la pandemia en la frontera continuará…

José Rozo

Josefronteras@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.