Los paramilitares que el pueblo de la frontera veía, eran las bandas armadas de motociclista, afectos al régimen, vestidos de negro que patrullaban y amedrantaban la población. Nos estaban exponiendo ante el país como una amenaza bilógica, y así éramos tratados, como leprosos, así lo dijimos al mundo. Era como un campo de concentración Nazi pero del Siglo. . . mejor dicho, del Socialismo del Siglo XXI.

Rozo frontera

José Rozo @JoseRozoL

Toque de queda.

Aquel domingo 29 de marzo de 2020, salí a las 10:15 de la mañana. Todos los establecimientos estaban cerrados, incluyendo el mercado municipal. Urania, mi hija, me recuerda que el alcalde y adulador del régimen, obligó a no abrir los pocos negocios los domingos. Compré gasolina en el mercado negro. A la frontera, el régimen le niega los combustibles, venden cuando les da la gana, solo hay gasolina para sus camarillas que lo revenden. Compré 10 litros, 40 mil pesos me costó. Al joven que le compré los 10 litros de gasolina, le pregunté de donde la trajo, responde que, su hermano que es policía, “las patrullas pueden echar, y ellos la venden para ayudarse”. El que me llevó hasta donde la vendían, es de la milicia del régimen. Para la época, era un delito vender y comprar gasolina de “contrabando”. Al que sorprendieran podría ser apresado o extorsionado, o las dos cosas. La gasolina colombiana todavía no había entrado en el mercado negro, por lo que el precio de la que se conseguía era alto. Hoy, prácticamente hay una venta de gasolina colombiana en cada esquina de San Antonio del Táchira y de Ureña, es el único ingreso que tienen muchas familias en la frontera para subsistir, degradación del trabajo digno, generador de riqueza y bienestar, el trabajo digno es contrario al interés del comunismo reinante, al cual el difunto nos vendió como esclavos, el comunismo es el igualitarismo en la miseria.

Lea también: La lucha es por la libertad, es por el país por Arturo Molina

frontera empresas cerradas

La destrucción de empresas y confiscación de tierras productivas que inicio el difunto y siguieron sus aduladores, su fin comunista es despojar a las personas de su libertad; libertad que da el trabajo digno y honesto. La destrucción de empresas o capital privado es para someter y esclavizar al hombre. Usted, amigo lector, con trabajo digno, enriquecedor; come, se viste, compra lo que quiere, y donde quiera, sin depender de nadie, sino de sí mismo, de sus propias capacidades, y viaja para donde le dé la gana; eso es libertad, liberalismo, eso es contrario a los modelos socialista y colectivistas comunistas como el que atormenta a Venezuela.

El trabajo digno libera al ser humano, el trabajo digno, o trabajo moral, solo es posible en la Democracia Civil y Liberal, que nacerá en la Venezuela del siglo XXI, y no vayan a creer que es un partido político.  La sociedad civil del siglo XXI será la generación de las águilas altaneras. Los cortes de luz, ya van en 3 horas, la telefonía, la internet no funcionan, los tumba el régimen. El régimen ruinoso ha llamado a la “furia bolivariana”. En Rubio, municipio vecino, marcaron, con amenazas de muerte, las casas de los partidos y  dirigentes opositores. En febrero de 2019 lo habían hecho con nosotros. En Caracas, a una joven mujer, esposa de un asistente del presidente interino, Juan Guaidó, la secuestraron, la golpearon y la abandonaron desnuda. El régimen, volvió amenazarnos por el canal de televisión que les rateó a los venezolanos. Amenaza a los que no estamos con la patria que ellos pregonan, la patria ruinosa socialista, comunista. Yo soy apátrida a mucho orgullo. Rechazo y condeno para siempre la patria socialista, comunista; ¡yo soy libre! Y trabajo para dejar sentadas las bases de la Democracia Civil y Liberal, te invito a que también lo hagas. Esa debe ser nuestra tarea.

frontera gasolina

Dijo el usurpador esa noche: “Vamos a ir por ustedes, y después no chillen, no se quejen después, no me gusta hablar…, la justicia les va a llegar a todos. ¡Hasta a ti!, grita, señalando a la cámara, con su torcido dedo índice. “Hasta a ti, te va a llegar, -repite. ¿Crees que no te va a llegar? A ti te va a llegar, cuando te toquen tun, tun, no te pongas a llorar por las redes sociales”. El tipo estaba vestido de blanco, dicen que, tal vez estaba en una sesión de los llamados babalaos, ritos nigromantes cubanos, era tanto el delirium que dijo; “anótenlo muchachos periodistas, hoy 29 de marzo, a las 7 y 20 minutos de la noche…uno de los aduladores lo corrige en voz baja, “hoy es 30”; -Me perdonan pues, 30 de marzo”. Las amenazas venia por una posible intervención norteamericana. Por eso recurría al terror. Pero el aterrorizado era otro, y no el bravo pueblo.

Al día siguiente, a eso de las 10 y 30 de la mañana, el Departamento de Estado Norteamericano, presentó la hoja de ruta para que la tiranía que azota a Venezuela deje el poder. Consta de 13 puntos, hoy, al parecer olvidados. Los cortes eléctricos fueron de 3 horas y media. Terminé de leer, “Historia resumida de Venezuela”, de Rafael María Baral y Ramón Días, desde el año de 1797 hasta 1830. Empiezo a leer, “Leviatán”, de Thomas Hobbes. Leo tres libros a la vez. 6 horas y media es el corte de luz.

frontera militares

Es jueves 2 de abril de 2020. Volvieron las mirlas o paraulatas llaneras. La casa vecina, tiene un frondoso árbol de mango, es el tiempo de la cosecha. Las mirlas, desde muy temprano, nos alegran el día con sus hermosos cantos, al igual los azulejos, los aguamieleros y los cucaracheros. En las noches, los murciélagos se dan también su banquete, y se meten por la ventana de mi cuarto, dan vueltas y se van, los mangos caen en nuestro patio y allí también aprovechan los insectos. El mango, debería ser el árbol nacional de la Venezuela del Siglo XXI. Este bendito, delicioso y medicinal fruto, fue, en tiempos de la hambruna de los años 2017, 2018 y 2019, para los venezolanos, lo que fue para el pueblo judío el maná bíblico, (alimento que, según la fábula, caía del cielo y alimentaba a los israelitas en el desierto), en nuestro caso, el mango, es el fruto paradisiaco que alimentó y llenó el estómago de cientos de miles de familias hambrientas, a lo largo y ancho del país, fruto bendito que les dio la energía y la vida al pueblo noble para cruzar el desierto criminal comunista. Hambruna desatada por las políticas ruinosas y criminales iniciadas por el difunto y continuadas por el actual régimen hambreador. El mango fue; la “ayuda humanitaria” de la madre naturaleza. Vi, parejas jóvenes, niños y ancianos comer mangos, incluso mangos verdes y tiernos, y llevar para sus casas. El arma del comunismo es el hambre.

Maduro frontera

El viernes 3 de abril, el adulador del régimen, autollamado el protector, dijo que, a partir del lunes 6 de abril: “solo los días lunes, miércoles y viernes, únicos días para compras de alimentos. De 8 am, a 12 del mediodía. Se militariza la ciudad. Para las 2 p.m. ya no debe haber nadie en la calle. Solo una persona podrá salir a comprar. Nadie puede dirigirse ni ir a la ciudad de San Antonio del Táchira”. Ese lunes, hay reacciones de los venezolanos retornados que están en los centros de confinamiento del régimen, amenazan con fugarse, y piden a gritos que los dejen llegar a sus casas, tienen hambre. Los tienen en el Liceo Manuel Días Rodríguez y en el Ciclo Básico. Un joven, de los que están confinados en la terminal de pasajeros, denuncia las condiciones en que se encuentran, y que tienen hambre. Más tarde, hombres armados, lo obligan a desmentir lo dicho. Una señora confinada en las instalaciones del puente “Tienditas”, muestra en un video, las condiciones en que se encuentran; duermen en el puro suelo, mujeres, y niños. Claman ser llevadas al interior de donde son oriundas, también tienen hambre. En horas de la tarde, se fugaron un número no determinado de retornados que estaban en los centros educativos. La población siente miedo, pues pueden estar contagiados, todo el mundo se resguarda, y el pueblo queda desolado, vacío, fantasmal. Esbirros del régimen, armados, vestidos de negro y en motocicletas salen a las calles. A todas estas, el régimen ruinoso se inventa un toque de queda a partir de las 4 de la tarde, hasta las 10 de la mañana. El loquero del régimen dice en la televisión, que, es por “la presencia de paramilitares y mercenarios”, también dijo el adulador que, “el toque de queda era para evitar una propagación del virus en el Táchira, ante el regreso de venezolanos provenientes de Colombia”. Con tan, “cantinfleros” argumentos, -con el perdón de don Mario Moreno “Cantinflas” y de la Real Academia de la Lengua, no se sabía si era por la presencia de los cacareados paramilitares o era por la llegada de miles de venezolanos retornados. Los paramilitares que el pueblo de la frontera veía, eran las bandas armadas de motociclista, afectos al régimen, vestidos de negro que patrullaban y amedrantaban la población. Nos estaban exponiendo ante el país como una amenaza bilógica, y así éramos tratados, como leprosos, así lo dijimos al mundo. Era como un campo de concentración Nazi pero del Siglo. . . mejor dicho, del Socialismo del Siglo XXI.

mangos frontera

Toque de queda que no fue el producto de una ley de emergencia, o de un decreto ley, como corresponde, de acuerdo a su naturaleza y de acuerdo a la constitución nacional. Todavía se desconoce el número del decreto y el número de la Gaceta Oficial donde debió publicarse. Pero; ¿qué  se puede esperar de una tiranía comunista, socialista, militarista del siglo XXI? Que se cuide el mundo, en especial los países vecinos de esa plaga, mucho más letal y peligrosa que el bicho chino.

Ayer, mi hija Ariana cumplió años. Es la tercera de mis hijas. Está en New York. Vive con su hermano mayor. Celebró su cumpleaños con sus hermanos por zoom, que también están allí. New York está en cuarentena. Es el estado con más contagiados de los estados unidos. Nosotros no pudimos participar. No tenemos internet, no hay línea, no hay tono y no es por falta de pago. Atendí una amable periodista, Nicolle Yapur, es la corresponsal de Bloomberg News en Caracas. Llamó varias veces, no le caía la llamada, caía la contestadora, dice. Le dije; “El problema por aquí es que el régimen tumba la internet y la telefonía móvil “-Lo sé, responde con una carita triste. “Yo estuve hace varios años por allá, cuando reabrieron la frontera en 2016 y las comunicaciones siempre han sido complicadísimas, me imagino que ahora más”. Le respondí sus inquietudes en un audio de 4 minutos, 23 segundos, eran las 3 y 39 minutos de la tarde. Me responde; “Todo lo que me relata es de terror”. Le respondo; “Ahora el régimen anuncio toque de queda”, -Sí, lo anuncio Jorge Rodríguez, dice. -Dios, de verdad les tocó difícil, remató. Nos despedimos. Al igual que otros periodistas, los llevo en lo más profundo de mis afectos. Amo y valoro la importancia del periodismo libre, al que las tiranías temen.

retornados frontera

El alcalde del régimen opresor, reitero los horarios establecidos en el municipio Bolívar. “Los establecimientos de venta de alimentos trabajarán desde las 10 a. m hasta las 3 de la tarde, de manera que a las 4 p.m. ya los negocios autorizados estén cerrados y los ciudadanos se encuentren en sus casas para el inicio del toque de queda, este es un decreto de fiel cumplimiento, y a partir de ahora, las personas que sean sorprendidas en la calle después de las 4 de la tarde, van a ser detenidas y judicializadas, las compras por el terminal del número de la cedula se mantiene”. Le falto un pequeño detalle al adulador, decir que; después de las 4 de la tarde, hay vía libre para los grupos armados afectos a la tiranía opresora. Mientras tanto, los enfermeros del hospital local, amenazaron con renunciar. No tiene equipos sanitarios, y carecen de transporte por falta de gasolina.

Lea también: ¿Deberías dejar las redes sociales? Por qué vale la pena dejarlas y cómo hacerlo por Moisés León

Era miércoles 8 de abril de 2020.

La gente está obstinada con tanto atropello del régimen y quieren que los… Continuará

 

José Rozo.

josefronteras@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.