Bombas lacrimogenas aereas
En esta oportunidad, por quinta vez en menos de 10 días el régimen de Nicolás Maduro, arreció aún más contra todo aquel que salió a las calles de Caracas
En un video se evidencia como «del cielo» comienzan a caer las bombas con los gases lacrimógenos, mientras que los manifestantes corren para evitar ser impactados.

A pocos minutos de iniciar la movilización convocada por la oposición venezolana este lunes, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas para dispersar a los ciudadanos en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de la avenida Venezuela.

La manifestación opositora inició en la Plaza Brión de Chacaíto con el objetivo de llegar a la Defensoría del Pueblo nuevamente, como han intentado en las últimas movilizaciones. Nuevamente las fuerzas de seguridad venezolana reprimieron a la oposición en un nuevo  intento de llegar al centro de Caracas, específicamente a la sede del Consejo Moral Republicano para exigir la restitución del hilo constitucional tras las sentencias del Tribunal Supremo que despojaron de sus funciones al Parlamento.

En esta oportunidad, por quinta vez en menos de 10 días el régimen de Nicolás Maduro, arreció aún más contra todo aquel que salió a las calles  de Caracas para pedir elecciones generales en el país.

Esta vez la modalidad al lanzar las bombas lacrimógenas por parte de los cuerpos de seguridad cambió, pues solo no lo hicieron por tierra sino que también cumplieron el lanzamiento de los gases por aire mediante la utilización de helicópteros. La represión de la marcha opositora en Caracas se hizo  por tierra y cielo.

Lanzaron bombas lacrimógenas a la marcha de la oposición  desde un helicóptero

Diputados de Primero Justicia y Voluntad Popular denunciaron que los cuerpos de seguridad de Estado lanzaron bombas lacrimógenas desde un helicóptero, con la finalidad de dispersar a los manifestantes que continuaban resistiendo en Chacaíto.

En un video se evidencia como «del cielo» comienzan a caer las bombas con los gases lacrimógenos, mientras que los manifestantes corren para evitar ser impactados en la cabeza o afectados por las sustancias químicas.

La agresión de las fuerzas de seguridad dejó como saldo -hasta el momento- tres lesionados: La diputada Delsa Solórzano recibió el impacto de una bomba lacrimógena en el pecho, un joven manifestante recibió el golpe de una piedra en la cabeza y el fotoperiodista Román Camacho sufrió fractura de tibia en una de sus piernas también por el impacto de una bomba irritante.

La GNB y PNB hizo uso excesivo de los gases lacrimógenos a tal punto que personas en edificios residenciales y de oficinas en Los Palos Grandes, El Rosal, Altamira y Chacao resultaron afectadas.

En la Policlínica Las Mercedes un bebé de un mes de nacido tuvo que ser trasladado a otro centro médico debido a la asfixia por gases irritantes, así lo denunció una pediatra.

Ante la actuación de los cuerpos de seguridad comenzaron los enfrentamientos entre los ciudadanos y los funcionarios.

La manifestación fue dispersada, sin embargo, los accesos a El Rosal fueron bloqueados por funcionarios de la GNB, quienes lanzaron gas lacrimógeno a los manifestantes que permanecían en el lugar.

Tienes algo que comentar. Inicia la conversación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.