Asobanca emitió un comunicado después que el presidente Maduro advirtiera a los banqueros que cualquier irregularidad en la prestación de sus servicios sería penado con la aprehensión de sus gerentes

Thaís Aguilar/CNP 9810

La Asociación Bancaria de Venezuela (Asobanca), afirmó este miércoles que todas las entidades bancarias del país están funcionando con normalidad, esto a raíz de la amenaza del Presidente Maduro contra los gerentes de los bancos a quienes amenazó con llevárselos detenidos si llegaban a “sabotear” el servicio.

A través de los distintos medios de comunicación Asobanca hizo circular un comunicado un día después que el Mandatario nacional Nicolás Maduro advirtiera a los banqueros que cualquier irregularidad en la prestación de sus servicios sería penado con la aprehensión de sus gerentes. Maduro expresó “Tenemos más de cinco mil millones de billetes de 100 (…) ningún banco tiene excusa para no dar sus servicios completos en el cajero de la agencia o en los cajeros automáticos”.

Ante esta advertencia Asobanca aseveró que “Con el firme propósito de brindar al público un servicio de calidad y acorde con sus necesidades financieras, todas las instituciones del sector bancario están operando con normalidad”.

-De esta manera, se prestan toda la gama de servicios que permiten a los clientes y usuarios del sistema bancario satisfacer sus requerimientos financieros, tales como operaciones de consulta, retiro, depósito, pagos, así como también transacciones electrónicas por medio de cajeros automáticos, vía telefónica y por Internet, durante las 24 horas- se lee en el corto escrito.

Agrega que “Asimismo se agradece al personal que labora en las instituciones bancarias, por la importante labor que ha venido realizando, en coordinación con las otras instancias del sistema financiero, para mantener la oferta a los clientes de un servicio oportuno y de calidad, al tiempo que se les exhorta a continuar estos esfuerzos”.

Billetes insuficientes

En torno a esta delicada situación, que obedece al poco dinero en efectivo que están entregando en los bancos y en los cajeros automáticos,  el diputado opositor de la Asamblea Nacional, José Guerra, aseguró que “los billetes del nuevo cono monetario que están llegando al país no serán suficientes para abastecer a la población del interior del país, la cual no está bancarizada en su totalidad”.

Afirmó el destacado economista Guerra, que los actuales billetes deben convivir junto con la nueva moneda que regirá la economía venezolana en los próximos días. Señaló “la inserción de los nuevos billetes en la banca venezolana no será tan fácil como asegura el gobierno de Nicolás Maduro, pues el proceso de calibración de los cajeros electrónicos puede tardar hasta 30 días”.

Explicó en relación a la amenaza de Maduro con llevarse detenidos a los gerentes y presidentes de los bancos que “saboteen” el servicio, “En Venezuela hay 1.200 agencias bancarias y cada agencia puede tener hasta cuatro o cinco cajeros, estamos hablando de siete mil o más en todo el país que requieren ser calibrados”, lo que acarreará como consecuencia que el usuario deba retirar efectivo a través de las taquillas de los bancos, según dijo.

Así mismo, el diputado José Guerra puntualizó “Si el negocio de los bancos es eso, el intercambio monetario, entonces que se provea y que no se empiece a construir un culpable, porque el único culpable de esta situación de crisis monetaria se llama Nicolás Maduro”.

Continúa la espera

A pesar que el Gobierno venezolano ha dicho que las nuevas piezas monetarias ya empezaron a llegar al país, aún éstas no han llegado a manos de los venezolanos, los bancos no han comenzado con su distribución.

Hoy las personas siguen a la espera de la nueva familia de billetes que debía entrar en circulación el pasado jueves, mientras continúan manipulando con incertidumbre el papel de 100 bolívares, equivalente a 15 centavos de dólar, una pieza que perderá su legalidad y poder de compra el 2 de enero.

Debe recordarse que el billete fue sacado de circulación el 15 de diciembre por orden del presidente Nicolás Maduro, quien revirtió la medida tres días después debido a un supuesto «sabotaje internacional» del que, según él, estaban siendo objeto los cargamentos. La salida de circulación del billete de 100 bolívares -el de más alta denominación-, y la ausencia del nuevo dinero físico «más adaptado» a la creciente inflación de este año, degeneró en disturbios en nueve ciudades y al menos 424 detenidos, según cifras actualizadas del Ministerio Público (MP, Fiscalía).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.