El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez explicó los alcances de la decisión a través de un programa radial

Ante el revuelo que causó la noticia de que Miami –Dade es el primer condado en cambiar políticas migratorias por amenazas de Trump a ciudades santuario, el alcalde Carlos Giménez aseguró que en los funcionarios de seguridad de su jurisdicción no se dedicarán  perseguir y arrestar inmigrantes.

La noticia publicada a través de las redes sociales causó angustia y zozobra en los inmigrantes residentes en Miami, a lo que Giménez aclaró “nosotros no vamos a salir a buscar inmigrantes, simplemente cuando el policía arresta a un delincuente, ya sea ciudadano, residente o inmigrante, se mantendrá en la cárcel si así lo pide el Gobierno Federal”.

Fue enfático al señalar “nosotros no somos agente de migración y no arrestamos personas por su situación migratoria. Arrestamos personas que cometen delitos y cuando esas personas llegan a la cárcel, se le da la información al gobierno federal y si nos piden que debemos mantenerlos en la cárcel hasta que ellos los puedan recoger, los vamos a mantener”.

Explicó que anteriormente no se estaba cumpliendo con esta solicitud del Gobierno era porque no les estaban pagando por el costo de mantener a las personas detenidas, “pero poner en riesgo millones de dólares del Gobierno Federal, por un costo anual de sesenta mil dólares, no tiene ningún sentido”.

Finalmente reiteró que Miami-.Dade nunca ha sido una ciudad santuario y ante la marcha realizada en la que lo calificaron de traidor, dijo que era necesario explicar las razones de la decisión, donde “lo único que sucedió es que regresamos a lo que estábamos haciendo en el año 2014”.

La orden a las cárceles

Por el temor de que el condado de Miami-Dade deje de recibir millones de dólares por desafiar a las autoridades de inmigración, el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, ordenó que las cárceles cumplan con las solicitudes federales de detención de inmigrantes, eliminando de esta manera la posición del condado como “santuario” para los inmigrantes, reseñaron medios estadounidenses.

El alcalde Giménez, se refirió una orden ejecutiva firmada el pasado miércoles por el presidente Donald Trump, que amenazó con recortar los subsidios federales para los condados o ciudades que no cooperan plenamente con la Policía de Inmigración y Aduanas. Desde el 2013, Miami-Dade se ha negado a detener indefinidamente a presos que están en el país ilegalmente y que son buscados por ICE, porque el gobierno federal no reembolsa completamente al condado por el gasto.

“Debido a las disposiciones de la Orden Ejecutiva, le ordeno a usted y a su personal que cumplan con todas las solicitudes de detención de inmigrantes recibidas del Departamento de Seguridad Nacional”, escribió Daniel Junior, director interino del departamento de prisiones y rehabilitación, en un breve memo de tres párrafos.

Una vez conocida la notica a través de los medios de comunicación, el presidente Trump puso una reacción en Twitter:

“El alcalde de Miami-Dade elimina la política de santuario. Decisión correcta. ¡Fuerte!”

A diferencia de ciudades como San Francisco, Miami-Dade nunca se declaró “ciudad santuario”, y se ha resistido a que lo designen de esa manera desde el Departamento de Justicia incluyó al condado como un lugar santuario en un reporte en mayo de 2016.

Anticipando que Trump iba a tomar medidas severas contra lugares santuarios, el condado le pidió a las autoridades federales que reconsideran esa designación. Todavía no se ha emitido una decisión al respecto.

“El Condado Miami-Dade cumple con las leyes federales e intenta cooperar completamente con el gobierno federal”, escribió Giménez, un republicano que asistió a la toma de posesión de Trump la semana pasada pero que votó por Hillary Clinton para la presidencia. “Yo me asociaré con la Junta de los Comisionados del Condado para abordar cualquier tema necesario para cumplir esta orden”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.