Contrabando de carne desde Venezuela preocupa a las autoridades colombianas

Hasta 800 kilos de carne de contrabando desde Venezuela entran por los puentes fronterizos de San Antonio y Ureña en lo que se denomina el menudeo en bolsas y maletas.

El diario La Opinión de Cúcuta reseña que a través de los puentes las personas llevan en bolsas  de dos libras y hasta diez kilos, incluso maletas cargadas con hasta 80 kilos, aunado a lo que pasa a diario por las trochas.

Según la Dian por cada paso ingresan 400 kilos de carne de contrabando, el equivalente a una res viva.

María Eugenia Restrepo, directora seccional de la Dian, dijo al diario La Opinión de Cúcuta que en los últimos días se está ejerciendo mayor control en los puentes; sin embargo, reconoció que, a pesar de ellos, el contrabando de carne sigue siendo un problema que no deja de preocupar a las autoridades. “Se cierran diez trochas y luego los contrabandistas abren 13”, precisó.

A pesar de los operativos en trochas y puentes, el contrabando de carne es tan grande que las autoridades siguen buscando mecanismos para ejercer más control y evitar la propagación de enfermedades en animales vivos.

Coordinan acciones

En ese sentido,  funcionarios de la Dian y el ICA se  reunieron con el fin de fijar un procedimiento conjunto que permita agilizar el sacrificio del ganado vivo que entra de contrabando, porque al detectarse la llegada de animales vivos, el tiempo para el sacrificio tarda más de cinco días, lo que puede causar riesgo en el ganado vivo colombiano.

Cuando aprehenden ganado vivo generalmente se encuentra animales colombianos y venezolanos, la propuesta es que el sacrifico del ganado que entra de contrabando se realice máximo en tres días, para evitar la propagación de enfermedades, indicó Restrepo.

Por otro lado, Carlos Hernández Mogollón, gerente de la seccional el ICA, destacó otras de las propuestas que presentaron en la reunión es que el animal colombiano que se detecte junto con ganado de contrabando, también debe ser sacrificado para evitar el riesgo sanitario.

El funcionario del ICA informó que el ganado de Norte de Santander no tiene aftosa porque en el año se hacen dos ciclos de vacunación. Sin embargo, la llegada de ganado en pie de Venezuela genera altos riesgos sanitarios. Indicó que los nueves puestos de control que hay en la región son insuficientes  para el control de la movilización del ganado.

Sobre el tema de que se han detectado irregularidades en las guías de movilización del ganado, indicó que la entidad está ejerciendo mayores controles para evitar estas situaciones y “si se encuentra fallas en ese sentido, el funcionario responsable será puesto a la orden de las autoridades”, precisó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.