Santa Inés es considerada como la patrona de la Pureza según la iglesia católica, fue martirizada al principio de la persecución de Diocleciano publicando sus edictos en el año 303.

Foto Archivo

Santa Inés con tan solo 13 años fue martirizada. Los jóvenes de las acaudaladas familias Romanas se rivalizaban entre sí por su riqueza y hermosura, a lo que ella les respondía «he consagrado mi vida y mi virginidad a un esposo celestial». Los jóvenes al no poder convencerla la denunciaron ante el gobernador diciendo que era Cristiana. Por tal motivo, el juez ordenó que la llevaran arrastrando hasta los ídolos obligándola a ofrecer inciensos. Siempre expresó que Jesucristo era su esposo.

Lea también: San Sebastián, Mártir

Al ver que sus verdugos no podían mover sus manos y que solo las movía  para hacerse la señal de la cruz, el gobernador la envió a una casa de prostitución para que los jóvenes romanos pudieran abusar de ella. Muchos acudieron al punto, pero al ver a la Santa toda maltratada por los golpes les produjo terror. Solo uno se le acercó porque cegado por una luz bajada del cielo y cayó temblando, la Santa con sus oraciones logró que le fuera devuelta la vista y la salud.

Foto Archivo

Fue sentenciada a ser decapitada. «Inés  fue al sitio de ejecución más alegre que una joven va al matrimonio», incluso algunos sacerdotes comentan que ese día mientras la gente lloraba por su ejecución la misma Santa cargando sus cadenas ofrecía su cuello al verdugo.

Lea también: 49 años del Movimiento al Socialismo, MAS

Todos los historiadores coinciden en que deberían llamarla mártir de la virginidad, porque es la patrona de las jóvenes que desean conservar su virginidad.

FOTOS:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.