Sobre la forma en que se puede ayudar a la Iglesia, el Cardenal Urosa dijo que lo primero es pedirle “mucho a Dios para que podamos resolver este problema de manera pacífica. Pero también insistiendo con los gobiernos para que apoyen a la oposición democrática”.
Cardenal Urosa

El Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo Emérito de Caracas, reiteró su pedido para que el gobierno “ilegítimo y fallido” de Nicolás Maduro en Venezuela, renuncie y dé paso a un gobierno de transición.

“Insistimos que este gobierno ilegítimo y fallido, que está usurpando el poder debe renunciar, debe irse, debe dar paso a un gobierno de transición, para evitar que se siga dando la tragedia social, económica y política que está viviendo el pueblo venezolano”, dijo el Cardenal hace unos días en entrevista concedida en Roma al medio italiano Brújula Cotidiana.

Lea también: Gobierno de Maduro pide a la Corte Internacional investigar sanciones de EE.UU

En el diálogo, el Cardenal Urosa señaló “un dato que a mí me parece gravísimo: hace 18 meses 1 dólar costaba 60 bolívares soberanos, hoy día está costando más de 75 mil bolívares soberanos. Existe una inflación espantosa por culpa del gobierno, porque la economía la maneja el gobierno nacional”.

La crisis en Venezuela se agudiza cada vez más con la grave escasez de alimentos, medicinas, luz, agua; y con una inflación que crece cada día más.

“Es vergonzoso que exista escasez de gasolina en un país petrolero. El gobierno debería renunciar solamente por eso, por haber arruinado a nuestra industria petrolera, deben irse y los venezolanos deberíamos insistir para que haya un cambio de gobierno”, continuó el Purpurado.

Cardenal Urosa Maduro

Además, dijo, “tenemos el problema de los presos políticos, la economía destruida, el alto precio de la comida, en fin, estamos en una situación cada vez peor, por lo que hay que trabajar fuertemente para lograr democráticamente un cambio de gobierno”.

Sobre la forma en que la crisis afecta a la Iglesia, el Cardenal comentó que “nosotros sufrimos las mismas penurias, la misma escasez que sufre el pueblo venezolano. Sufrimos la falta de gasolina. Los obispos, sobre todo del interior, tienen mucha dificultad para trasladarse, para realizar su trabajo pastoral. Los sacerdotes la misma cosa”.

Tras señalar que “las parroquias subsisten gracias a la buena voluntad de algunos fieles”, el Cardenal Urosa resaltó que los pastores acompañan a su pueblo, aunque actualmente la Iglesia sufre la emigración de muchos sacerdotes, por motivos de salud, por problemas anímicos, porque se sienten molestos por esta situación de agitación política permanente. Hemos perdido muchísimos catequistas y colaboradores pastorales de la Iglesia, es una verdadera tragedia”.

Otro problema es el de la reducción del “tiempo hábil de trabajo, pues antes teníamos una gran cantidad de actividades religiosas, actividades litúrgicas, encuentros y reuniones de trabajo de noche. El trabajo pastoral a partir de las 6:00 de la tarde era intenso, en cambio ahora no se puede porque no hay transporte, no hay luz, no hay seguridad y la gente no puede participar”.

Sin embargo, precisó el Cardenal, “la iglesia no ha parado” y sigue sirviendo y acompañando a los venezolanos.

Lea también: Guaidó anuncia nueva ofensiva contra Maduro

Sobre la forma en que se puede ayudar a la Iglesia, el Cardenal Urosa dijo que lo primero es pedirle “mucho a Dios para que podamos resolver este problema de manera pacífica. Pero también insistiendo con los gobiernos para que apoyen a la oposición democrática”.

“No es posible que el gobierno italiano, por ejemplo, esté apoyando al gobierno de Maduro que ha llevado a Venezuela a la ruina y que tiene una gran cantidad de presos políticos, que ha violado los derechos humanos. No es posible que un gobierno democrático como el gobierno italiano no esté apoyando a la oposición democrática que encabeza el presidente encargado de la república, Juan Guaidó”, resaltó el Arzobispo.

Con información de ACI Prensa

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.