Las elecciones libres con mínimas o muchas garantías es la forma correcta para salir de la barbarie. La mayoría de los ciudadanos quieren expresar su voluntad en las urnas. Llegó el momento de avanzar hacia la libertad. Basta de los dobles en Venezuela. 

Arturo Molina opinión

Arturo Molina @jarturoms1

La riqueza natural brindada por Dios al espacio territorial venezolano generó todo tipo y prototipo de ciudadano. Las mieles de la bonanza amaso en las personas la opción de la eternidad. Todo existiría por siempre y la dilapidación no era capaz de sustituir abundancia por escasez. El imaginario del venezolano fue profuso en el gasto y escaso en el resguardo. Se afianzó la fractura entre trabajo productivo y facilidad de enriquecimiento, y los anti valores sustituyeron los valores. La aceptación y reconocimiento dio vuelta y se encontró con el odio y el rencor. Cualquier excusa es válida en la descalificación. El debate es sustituido por el chisme y la intriga. El salto se dio hacia el fango, y con ello el estiércol afloro a cielo abierto.

Lea también: Sin pudor por Noel Álvarez

El país entero se encuentra aturdido, desorientado. La capacidad de reacción depende de la compra de conciencia. Las ideas y propuestas entran al cuarto de refrigeración. La minoría amanece y anochece esperando el resonar de los aviones y la artillería tronando su paso por las diferentes ciudades, para alcanzar  el desplome del gobernante de turno a través de la guerra. Las insanas costumbres arropan hasta el asombro. El discurso de la culpa del otro se apodera de las redes y la inacción hace estragos. Banalizan la política y fortalecen la anti política como norte con la finalidad de acrecentar la desgracia. Los venezolanos son presa de ese tormento. El cambio es sustituido por la salida y con ello se atornilla al tirano.

CNE dobles Venezuela

La mayoría de los ciudadanos quieren paz, armonía, respeto, y se pronuncian contra los desmanes del régimen. Afrontan el miedo con estoicismo y combaten la propuesta anárquica con la del restablecimiento de la democracia plural. Se niegan a dar la espalda a la alegría y el porvenir. Tienen sus diferencias pero las superan con métodos civilizados. Saben que existe la trampa, y buscan el antídoto para superarla. Entienden que unidos son más y organizados nada les supera. Van a las comunidades y escuchan los planteamientos. Hacen del contacto con el otro su verdad. Cobijan en su lecho la tristeza del hermano y alternan en la ayuda para diezmar el desespero. Lloran con angustia la partida del vecino y la familia hacia lugares extraños en la distancia.

Lea también: Resistencia active por Juan Guerrero

Hoy se abre posibilidad de proceso electoral para Presidente de la República y Asamblea Nacional. Ya las voces agoreras dejan correr su parecer agregando que es imposible salir del régimen. Antes apostaban por un nuevo CNE equilibrado, ahora cierran toda puerta. Las elecciones libres con mínimas o muchas garantías es la forma correcta para salir de la barbarie. La mayoría de los ciudadanos quieren expresar su voluntad en las urnas. Llegó el momento de avanzar hacia la libertad. Basta de los dobles en Venezuela.

Arturo Molina          

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com

jarturomolina@gmail.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.