Es la época perfecta para comer este postre templado o, incluso recién salido del horno, que puedes tomar solo o acompañar con helado, nata, crema inglesa, frutos secos, etc.

manzanas al horno

Es la clásica receta de abuela o de madre, que queremos reivindicar por su sencillez, su delicioso sabor y porque puede llegar a ser de lo más saludable y es una forma que nos encanta de consumir fruta.

Te damos unas cuantas pautas sobre cómo preparar las mejores manzanas asadas.

Lea también: Cómo hacer patatas chips al microondas fáciles y crujientes

Elige las mejores manzanas

La variedad tradicional para preparar este postre es la reineta, pero quizás hay otras que ofrecen mejores resultados, tras la cocción. Se trata de que no exploten en el horno, no se conviertan en papilla y mantengan cierta firmeza. Por ello, además de la reineta, son ideales las variedades ‘Gala’ y ‘Fuji’. Lávalas, sécalas y deja la piel.

Antes de hornearlas

Tendrás que colocar las manzanas en una bandeja de horno con el tamaño suficiente para que haya un cierto espacio entre ellas, pero tampoco demasiado. Previamente, descorazónalas con el utensilio específico o con un cuchillo. Se trata de dejar hueco suficiente en el centro de la manzana para el relleno. 

manzanas horneadas

Qué ingredientes necesitas

En ese hueco, puedes añadir una mezcla hecha con azúcar, especias y mantequilla. Opta por azúcar u otros edulcorantes, o no incorpores ninguno de ellos. Igualmente, le darán un sabor estupendo especias como la canela, la vainilla, el clavo, la nuez moscada, el jebgibre, el cardamomo… o la que más te guste y añade un poco de mantequilla. Esta mezcla es la que se introduce en el corazón de la manzana.

Usa algún líquido

En el horno, la manzana rellena corre el riesgo de quemarse si no añadimos ningún líquido. Además, contribuirá a que se ablande. Puedes optar entre agua, algún zumo, algún vino dulce o licor, sidra, etc. Riega por encima de las manzanas antes de meterlas a asar en el horno precalentado.

manzanas horneadas

Horneado

A una temperatura de 180ºC, asa tus manzanas durante 40-45 minutos. Al cabo de media hora, tendrás que comprobar si se han secado y el líquido se ha evaporado. En ese caso, no tengas miedo y añade un poco más.

Lea también: Aprende a preparar las palomitas de maíz para bajar de peso

Cómo servirlas

Saca las manzanas del horno y deja que reposen unos 8 minutos antes de servirlas. Aprovecha la salsa que se ha formado durante la cocción para echarla por encima cuando las sirvas. La tendrías lista para, cucharilla en mano, comerla sin más dilación, pero también puedes convertirla en un postre más contundente con un poco de nata semi-montada, crema inglesa, una bola de helado, unos frutos secos, unas pasas… ¡tú decides!

Fuente: Hola

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.