Empresarios venezolanos buscan cómo sobrevivir en 2020

Consecomercio empresarios venezolanos
El dirigente gremial aboga por una nueva economía diversificada, donde, aparte del petróleo como elemento fundamental de generación de valor, se potencie el talento de los venezolanos en otros sectores, como el turismo y un aprovechamiento más racional de los recursos naturales.

Las prioridades de los comerciantes venezolanos se centran en cómo sobrevivir en 2020, lo que sugiere que las expectativas para la temporada de fin de año en 2019 son claramente malas.

Lea también: Producción de carne solo cubre 35% de la demanda nacional

La información fue suministrada por Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio, quien además indicó que la actividad comercial en el país registra una caída anualizada del 40%.

Asimismo advierte que el próximo año plantea un entorno muy difícil para hacer negocios, que obliga a activar la inventiva y creatividad de los empresarios venezolanos para ofrecer productos y servicios que se adapten al cada vez más golpeado bolsillo del venezolano.

Explica que los comerciantes están obligados a adaptar sus propuestas a un consumidor venezolano estructuralmente cambiado por la crisis.

El comprador venezolano tiene nuevos hábitos, distintas concepciones sobre la necesidad y el precio como prácticamente único driver en las decisiones de compra.

Por otra parte el dirigente gremial aboga por una nueva economía diversificada, donde, aparte del petróleo como elemento fundamental de generación de valor, se potencie el talento de los venezolanos en otros sectores, como el turismo y un aprovechamiento más racional de los recursos naturales.

En entrevista a Unión Radio, Capozzolo recalcó que la inflación devoró al bolívar y también está erosionando los valores del dólar y el euro, cuya presencia en la economía venezolana es cada vez mayor.

Explicó que en Venezuela hay fuentes de costos que no existen en otros países del mundo, como la precariedad de los servicios públicos. “Un comerciante que monta un negocio de retail en el occidente del país no está pendiente de la oferta de productos, sino de la planta eléctrica que tiene que comprar”, indicó.

Lea también: Caída del sector automotriz arrastra otras industrias en Venezuela

Finalmente afirmó que en el occidente del país, el formato del pequeño comercio formal -las tradicionales bodegas- está desapareciendo por la falta casi absoluta de electricidad y agua, así como la crisis con el suministro de combustible también añade costos a los productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: