Foto Archivo
Luego de que funcionarios de la Guardia Nacional y la Secretaria de la Defensa Nacional, Sedena, realizaran un recorrido de rutina en el fraccionamiento Tres Ríos, en México, lograron aprehender a Ovidio Guzmán López.

El hijo de Joaquín El Chapo Guzmán Loera, Ovidio Guzmán López, fue aprehendido la tarde del jueves en la ciudad de Culiacán por funcionarios de la Guardia Nacional y la  Secretaria de la Defensa Nacional, Sedena, desatándose varias horas de terror en varios puntos de la capital de Sinaloa.

Así lo confirmó Alfonso Durazo, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, SSPC, quien además dijo que durante un patrullaje de rutina en Culiacán, de repente fueron agredidos desde una vivienda, logrando detener a Ovidio Guzmán López.

Lea también: Murió joven al lanzarse del puente en el distribuidor de Cordero

Posteriormente, grupos delincuenciales rodearon la vivienda “con una fuerza mayor a la de la patrulla”, mientras otros delincuentes realizaron acciones violentas contra la ciudadanía “generando pánico”, de acuerdo con el propio Durazo.

Con el propósito de salvaguardar el bien superior de la sociedad culiacanense, el funcionario indicó que los uniformados del gabinete de seguridad acordaron “suspender acciones”.

El titular de la SSPC informó que acudirá a Culiacán para supervisar el operativo de seguridad tras estos hechos, mientras que otra parte del gabinete sesionará en Oaxaca, donde se encuentra el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ante el patrullaje de las fuerzas armadas, sobrevino la reacción de distintos grupos delictivos que literalmente tomaron las principales calles de Culiacán, incendiaron vehículos e inmuebles, colocaron barricadas con tráileres y camiones, liberaron a medio centenar de reos del penal de Aguaruto, y enfrentaron a tropas del Ejército y de la Guardia Nacional al punto de que las autoridades estatales se vieron obligadas a decretar de facto un estado de sitio.

Las balas sorprendieron a decenas de personas en supermercados. Señoras, hombres, niños, todos por igual, se pusieron en posición de pecho tierra para evitar ser alcanzados por una bala perdida.

En diversos videos que empezaron a circular en las redes sociales se pudo apreciar a civiles fuertemente armados que circulaban por las calles a bordo de camionetas y a otros más tendidos en el suelo disparando contra sus perseguidores.

Del otro lado, las fuerzas federales se desplegaron en camionetas abiertas, blindadas y artilladas y también a pie recorrieron calles y avenidas en busca de los agresores.

Ante tal caos, las escuelas suspendieron clases, los negocios cerraron sus puertas, y la población en general, en suma, se refugió en sus casas y negocios.

Conforme el tiempo transcurría, empezaron a surgir evidencias de personas heridas y otras aparentemente muertas, aunque hasta entrada la noche no había un parte de las autoridades federales ni estatales.

La Universidad Autónoma de Sinaloa anunció la suspensión de clases y actividades administrativas en todos sus planteles este viernes y el partido de fútbol de la liga de ascenso entre Dorados y Atlante fue suspendido.

Lea también: GNB y Dgcim desmantelaron una banda e incautaron 617 panelas de droga en Táchira

Por su lado, el gobernador Quirino Ordaz Coppel tuiteó el siguiente mensaje: “Estamos trabajando en recuperar la seguridad de la ciudad de Culiacán, les pido mantenerse a salvo y estar atentos a las cuentas oficiales de gobierno del estado, estaremos dando información puntual, aquí estoy pendiente y trabajando para ustedes”.

Extraoficialmente se informó que Iván Archivaldo Guzmán Salazar, otro de los hijos del Chapo, habría sido abatido en el mismo operativo, pero hasta el momento ninguna autoridad se ha pronunciado al respecto.

FOTOS:

cnnespanol.cnn.com

El Siglo de Torreón

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.