Renacer de la esperanza

Arturo Molina Opinión
El régimen se niega a salidas pacificas. Juega al cansancio, la desesperanza. El tiempo se le termina al tirano. Se han quedado solos. Los ciudadanos apuestan a sonreír, saludar y convivir en tranquilidad, sosiego. Tiempos de cambio se asoman en el umbral de la luz y con ello el renacer de la esperanza de una Venezuela libre y de los venezolanos.

Arturo Molina @jarturoms1

La vida es un proceso permanente de aprendizaje y enseñanza. La complejidad radicada en ella la hace atractiva, desafiante, prometedora. La experiencia de lo vivido deja huellas. Cada acción emprendida tiene metas, propósitos, fines. Lo planificado permite el desarrollo metodológico con acierto si el método utilizado es el apropiado. La investigación rigurosa, acertada, genera conocimiento con resultados óptimos, para canalizar propuestas, teorías. La dedicación y compromiso con lo pretendido será el marco que regule el resultado y nivel de conocimiento adquirido. Nada surge al azar, ni se alcanza en términos de inmediatez. Trajinar el mundo de la política requiere disciplina, constancia, estudio y tolerancia. El prestigio se gana, es personalísimo el acto. Se hereda el apellido, pero no la relevancia de la persona. Cada quien le imprime su propia marca.

Lea también: Amor por la libertad por Noel Álvarez

La diversidad hace divertida la trama. Se aburre a los demás con exposiciones banales, criticas sin contenido o criminalizando la propuesta contraria. La crisis socio política inducida en Venezuela requiere de entendimiento entre sectores que la adversan para salir de la misma. Eso implica mostrar hacia donde se va con un mínimo de reserva al fracaso. Se es distinto en el hacer y la palabra. El atropello es el arma de unos para arrinconar a otros. La estrategia de los empujones de no ser advertida y contrarrestada a tiempo hace perdurable la arrogancia y prepotencia de quienes se sienten dueños de las personas y sus decisiones. Los modelos políticos reinantes en el mundo han permitido observar a través del tiempo sus alcances, en unos es de miseria, sustentados en la manipulación, odio, venganza, opresión; en otros se percibe desarrollo, mejoras en la calidad y modo de vida, respeto a la persona, propiedad, la Ley, consagrando el derecho de vivir en libertad.

Lea también: Maduro y sus aliados por Arturo Molina

La paz trae de cabeza a los amantes de la guerra. Los ciudadanos apuestan a salida pacífica a la actual situación de catástrofe que ha generado el régimen revolucionario siglo XXI en Venezuela. Los líderes políticos avanzan en conversaciones para canalizar acuerdos que permitan a las personas decidir el sistema de gobierno que les gustaría darse. Desde la Asamblea Nacional se presenta alternativa para destrancar el juego sin cerrar el grifo. El régimen se niega a salidas pacificas. Juega al cansancio, la desesperanza. El tiempo se le termina al tirano. Se han quedado solos. Los ciudadanos apuestan a sonreír, saludar y convivir en tranquilidad, sosiego. Tiempos de cambio se asoman en el umbral de la luz y con ello el renacer de la esperanza de una Venezuela libre y de los venezolanos.

Arturo Molina          

@jarturoms1

jarturomolina@gmail.com

www.jarturomolina.blogspot.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: