Ocho cosas que nos enseñó Dr. House

Dr. House
Dr. House es una de las series más exitosas de la cadena FOX en los últimos tiempos. Durante ocho temporadas, los productores nos presentaron un interesante drama médico, donde la figura central es el incorregible, narcisista y poco común Dr. Gregory House, un verdadero genio de la medicina.

En cada capítulo, House y su equipo nos enseñan una serie de lecciones que además de entretenida, la convierten en una serie única en su estilo, por lo que a continuación le presentamos, ocho cosas que nos enseñó Dr. House.

Lea también: La canción que confrontó a José José y Camilo Sesto

Estrategias

Aunque parezca mentira, esta exitosa serie médica nos enseña sobre emprendimiento y estrategias; y es que a través de sus diálogos, los personajes definen diferentes estrategias para llegar a un diagnóstico.

Trabajar en equipo es fundamental cuando queremos alcanzar cualquier meta, y eso nos enseña el Dr. House cada vez que realiza una lluvia de ideas, reconociendo la importancia de la diversidad de pensamiento entre los médicos que forman parte de su grupo de trabajo.

La respuesta más simple es la correcta

House en vez de complicarse para llegar a un diagnostico real y salvar al paciente, siempre aplicó el principio económico conocido como “la navaja de Ockham”, que dice que la respuesta más simple es la correcta. Sus colegas siempre trataban de buscar o analizar en las enfermedades más raras, mientras que el neurótico Dr. House prefería lo más simple y  casi siempre acertaba.

Escucha a tu equipo, así no le hagas caso

El genio médico siempre se apoyó en su equipo para tratar de hacer el diagnóstico correcto, por lo que vimos a los jóvenes doctores entrando a las casas de los pacientes para investigar, o apoyando a House en las reuniones de diálogos y discusión, donde a través de una simple lluvia de ideas, aportaban información y lógica a su idea inicial, lo que comúnmente se conoce como el método Socrático. House los escuchaba atentamente, pero pocas veces les hacía caso.

Nadie es totalmente sincero

“Todos mienten” la frase típica de Dr. House, rechazada por algunos, pero tal vez muy cierta. Siempre mentimos, y muchas veces sin darnos cuenta; así que no existe ser humano totalmente sincero según la filosofía del malhumorado médico. En sus largas conversaciones con el Dr. Wilson (su mejor amigo) lo escuchamos decir una y otra vez que es necesario buscar en esas mentiras para encontrar la solución.

Serie Dr. House

Ser diferente no es malo

Muchas veces nos resulta más cómodo seguir los patrones creados socialmente; así pensemos diferente al resto del grupo. Gregory House nos enseñó que en ser diferente está la clave del éxito. Aprendimos que saliendo de los estereotipos y haciendo cosas más allá de lo tradicional, podemos encontrar las mejores soluciones.

Todos deben entender

A través de toda la serie aprendimos que la mejor forma de hacernos entender es a través de analogías. Como a todo genio a House se le dificultaba hacerse entender y sus razonamientos y procesos de pensamientos resultaban muy complejos y extraños para sus colegas; por esa razón House siempre utilizó ejemplos ficticios relacionados con el deporte.

Matan más los diagnósticos errados que las enfermedades

La importancia de un buen diagnóstico a tiempo la aprendimos en las ocho temporadas de Dr. House, pues las pocas veces que la muerte le ganó la batalla, fue por no haber logrado el diagnóstico correcto a tiempo.

Lea también: Sarah Jessica Parker quiere un reencuentro de Sex and The City

Puedes hacer de tu trabajo una diversión

“Hice lo que me gustaba y lo que debía hacer”, solía decir House, con lo que nos enseñó que cuando hacemos lo que nos gusta y lo hacemos de corazón, el trabajo se puede convertir en una diversión.

Finalmente recordemos que Dr. House se convirtió en tema de análisis de médicos y sociólogos, pues lo peculiar del personaje permitió la interpretación y debate desde diferentes puntos de vista.

Si disfrutando de las aventuras de House, conseguiste algún aprendizaje que no haya sido mencionado aquí, coméntanos, ¿Qué aprendiste de Dr. House?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: