En Venezuela un “gran patrimonio” podría ser de solo $250.000 dólares

dólares patrimonio
Ente los aspectos más relevantes de estos cambio esta que este impuesto se aplica a las Personas Naturales (PN) y Personas Jurídicas (PJ) designadas como sujetos pasivos especiales cuyo patrimonio neto sea igual o superior a 150 millones de Unidades Tributarias (UT) equivalente a Bs. 7.500.000.000, usando el valor actual de Bs 50/UT.

Los efectos financieros que tendrá la Ley de Impuesto a los Grandes Patrimonios (IGP) en las empresas y personas naturales, tendrán un impacto importante en los flujos de caja de los contribuyentes sujetos al gravamen, publicó la web Banca y Negocios.

Lea también: Fedecámaras Zulia ve con preocupación el alza en las tarifas de los servicios públicos

Según análisis realizados por los expertos, se trata de una ley donde se establecen normas que carecen de certeza y determinación. La califican de discriminatoria, “al identificar los contribuyentes utilizando la figura de los sujetos pasivos especiales”.

Asimismo afirman que existe una ilegitima atribución de facultades a la Administración Tributaria para designar agentes de recepción o de percepción.

Esta ley tiene la pretensión de aplicar un control sobre los activos no declarados o subvaluados, incluyendo normas sobre declaración y pago, así como el cobro ejecutivo y el embargo inmediato de bienes sin intervención judicial.

El hecho de que impide su deducibilidad como gasto del Impuesto sobre la Renta, es calificado como resaltante y grave por los expertos.

La Ley de Impuesto a los Grandes Patrimonios, que se publicó inicialmente en Gaceta Oficial 41.667, el 3 de julio del 2019, fue modificada y reimpresa el pasado 15 de agosto y publicada en Gaceta Oficial 41.696, fechada el 16 de agosto.

Asimismo, se publicó la Providencia Administrativa SNAT/2019/00213 en G.O 41.697, de fecha 19 de agosto 2019, relativa a las normas de actualización del valor de bienes y derechos, así como los requisitos y formalidades para la declaración y pago del Impuesto a los Grandes Patrimonios.

Ente los aspectos más relevantes de estos cambio esta que este impuesto se aplica a las Personas Naturales (PN) y Personas Jurídicas (PJ) designadas como sujetos pasivos especiales cuyo patrimonio neto sea igual o superior a 150 millones de Unidades Tributarias (UT) equivalente a Bs. 7.500.000.000, usando el valor actual de Bs 50/UT.

Lea también: 3% creció la economía de Colombia en segundo trimestre de 2019

Estas cifras hipotéticas nos obligan a tomar previsiones, ya que la mayoría de los contribuyentes especiales representados en empresas y personas naturales clasificarían para declarar y pagar el citado tributo en el primer periodo de imposición, es decir, el 30 de septiembre del 2019.

Con información de Banca y Negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: