Ocho lecciones de vida que nos enseñó Friends

Friends
La mejor serie de todos los tiempos “Friends”, nos cuenta historias divertidas de seis amigos que viven en la ciudad de New York. Se mantiene tan viva en el recuerdo de todos, que así veamos los capítulos diez veces, aún nos sigue divirtiendo.

Aunque ha  pasado un poco más de quince años desde que se transmitió el último capítulo, Friends nos enseñó y nos sigue enseñando lecciones de amor y de vida.

Lea también:  La historia detrás de la foto viral de Camilo Sesto

Los amigos son la familia que escogimos

Como su nombre lo indica “amigos”, estos seis personajes nos enseñaron el verdadero valor de la amistad. Nuestros amigos son tan importantes en nuestra vida como la familia, y es que Rachel, Phoebe, Monica, Chandler, Ross y Joe compartieron momentos buenos, malos, rieron juntos, se pelearon, pero siempre terminaron juntos, apoyándose como una gran familia.

La tolerancia es la clave de la convivencia

Todos somos diferentes y si aprendemos a tolerarnos podemos querernos y convivir por mucho tiempo. Cada uno de nosotros tiene una personalidad diferente, pero eso no quiere decir que no nos podamos llevar bien. En nuestras familias o grupos de amigos, cada quien tiene un rol en la vida y aprendiendo a trabajar en equipo hace más llevadera cualquier situación por difícil que sea.

Un amigo se puede convertir en un gran amor

El amor nos puede sorprender cuando y donde menos lo imaginamos. Así como Mónica y Chandler, un día descubrimos que uno de nuestros amigos tiene muchas cosas en común con nosotros, y esa gran amistad se convierte en un gran amor. En las primeras temporadas de la serie jamás imaginamos que estos dos amigos finalmente terminarían casados, comprando una gran casa y queriendo tener hijos.

El amor no se puede ocultar

No es buena idea ocultarle una relación a nuestros amigos, y menos si se trata de uno de los miembros del grupo. Mónica y Chandler al inicio de su relación trataron de ocultarlo, pues no sabían a lo que podían llegar y no querían afectar la armonía del grupo. De una forma muy divertida vimos cómo cada uno de los amigos se fue enterando, hasta que finalmente lo supo Ross, hermano de Mónica y a quien la pareja más temía decirle la verdad. Nunca tratemos de disimular el amor, esto es imposible; y menos a nuestros amigos.

Friends

“Tomarnos un tiempo” significa cosas distintas para hombres y mujeres

¿Quién no recuerda el grito desesperado de Ross cuando Rachel le descubre su  aventura con la chica de la fotocopiadora? “Estábamos tomándonos un tiempo”, lo escuchamos decir una y otra vez mientras pedía perdón. Y es que para las mujeres “un tiempo no significa terminar la relación”; mientras que para los hombres significa que durante ese paréntesis están solteros y cualquier cosa puede pasar. ¿La lección?: No es buena idea pedir un tiempo; y si llegamos a hacerlo y valoramos la relación,  es mejor huir de las aventuras.

El verdadero amor perdura

En los últimos capítulos vimos como el amor entre Ross y Rachel se consolidó, luego de pasar por varias relaciones cada uno. Si pensamos que nunca encontraremos la pareja ideal, puede que estemos equivocados, pues aún si los caminos nos separan; lo cierto es que el amor perdura si es verdadero, y hasta podemos tener un final feliz.

Las novias de los amigos están prohibidas

Con una divertida situación entre amigos, Joy y Chandler nos mostraron que hay una línea entre la amistad y la traición. Nunca debemos salir con las parejas o ex parejas de nuestros amigos, como lo hizo Chandler al “robarle” la chica a Joy. Si lo hacemos podemos perder a nuestros amigos para siempre, o tal vez terminar como Chandler; metido en una caja para conseguir el perdón de Joy.

Lea también: Britney Spears cambia de look y deja de ser rubia

No hay trabajos indignos

Joy y Mónica nos enseñaron que cualquier trabajo es bueno, siempre y cuando sea honesto. Mónica antes de convertirse en cheff, tuvo que trabajar de mesera en un café, utilizando grandes senos postizos y haciendo un ridículo baile sobre la barra. Joy, por su parte, nos enseñó la constancia para conseguir nuestros sueños; y es que antes de convertirse en un importante actor, trabajó como camarero en el Central Perk, dar a probar colonias, protagonizar anuncios de prevención de enfermedades venéreas,  hacer de modelo de pintalabios masculinos y hasta ser el doble del trasero de Al Pacino.

Si Friends nos enseñó algo importante  es que solo necesitamos un sillón y un café para compartir los mejores momentos con nuestros amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: