Noel Alvarez: Trabajadores no saldrán ilesos del vendaval que es Maduro

Noel Alvarez IPP-GENTE
El expresidente de Fedecámaras, Noel Alvarez dijo en entrevista a Noticiero Digital que el aparato productivo venezolano está totalmente destruido y que sus trabajadores no van a salir ilesos. 

“El aparato productivo está totalmente destruido, la mayoría de los empresarios que continúan existiendo están prácticamente quebrados y muchos de ellos todavía no se han dado cuenta…Debido a que los trabajadores dependen directamente de los empresarios sería ingenuo pensar que van a salir ilesos de este vendaval”, dijo el también expresidente de Fedecámaras. 

Lea también:  Monto promedio de remesas que reciben venezolanos con familiares en el exterior es de 40 dólares mensuales

El dólar desde hace menos de dos meses se disparó. ¿Por qué?

-Existen varias circunstancias para que esto que usted me pregunta esté sucediendo; pero una de las fundamentales es porque el régimen retomó el camino de incrementar la liquidez monetaria y ese es el principal combustible para el incremento de la inflación y, en consecuencia, la depreciación de nuestro signo monetario. Tampoco debemos olvidar que como cualquier bien transable las divisas responden a la lógica del mercado: si la demanda supera a la oferta, el valor del producto tenderá a subir.

-En la situación actual hay una escasez de divisas en el mercado, ya que, el único proveedor es el sector privado y no lo hace en una forma continua. Este desequilibrio presiona al alza la divisa. También existe el hecho de que comienza el aprovisionamiento para la temporada decembrina y los empresarios demandan mayor cantidad de dólares para realizar sus compras en el exterior. Desde hace unos cuantos meses el régimen gobernante aplicó una directriz sobre el encaje legal, para tratar de contener la depreciación del bolívar; medida que no solo afecta a la banca sino que también termina de estrangular a los empresarios e incide sobre el proceso productivo.

¿Usted cree que los sueldos, sobre todo el salario mínimo, se ajustan a la realidad?

-Venezuela es un país devastado donde pareciera haber pasado un ciclón. El aparato productivo esta totalmente destruido, la mayoría de los empresarios que continúan existiendo están prácticamente quebrados y muchos de ellos todavía no se han dado cuenta. Digo que están quebrados porque su patrimonio hoy no llega ni siquiera al diez por ciento de lo que tenían antes de que empezara esta tragedia. Debido a que los trabajadores dependen directamente de los empresarios sería ingenuo pensar que van a salir ilesos de este vendaval.

-La clase trabajadora está sufriendo el impacto del impuesto más perverso que existe sobre la faz de la tierra: un pavoroso proceso hiperinflacionario que le secuestra día a día su salario. Para solventar esta situación se deberían adoptar medidas drásticas que permitan preservar el poder adquisitivo de la población venezolana, pero no creemos que exista la voluntad política de hacerlo. Durante mucho tiempo, la dirigencia empresarial y laboral advirtieron a los mandones de turno que debían convocar a las partes intervinientes en el proceso productivo para tratar de llegar a acuerdos que beneficiaran a todos los sectores pero en especial al país.

Lea también:  Conindustria: “Nuevos tributos aceleran cierre de empresas en Venezuela”

-En mi criterio, hoy ya es tarde para eso. La desconfianza y la deslegitimación nacional e internacional dinamitaron el camino que debimos haber transitado hace mucho tiempo. Actualmente, los trabajadores y empresarios claman por la solución del problema político para poder dedicarse a lo que corresponde a cada uno de ellos: trabajar y producir. Sin embargo, pareciera que existen intereses oscuros que se empeñan en mantener una situación que luce insostenible para el país en general, pero con especial énfasis en los más pobres.

¿Por qué las conversaciones entre el gobierno de Venezuela y el de los Estados Unidos no han estabilizado la economía venezolana, pensando en el hecho de que por esta vía se tranquilizarían los mercados?

-Para reencontrar la panacea de todo desarrollo económico: “la confianza”, mecanismo que permita el retorno de las inversiones nacionales y extranjeras, antes se debe producir una solución a la crisis política que aprisiona a nuestro país.

-Este proceso se debe iniciar con el cumplimiento de los pasos previstos en el estatuto aprobado por la legitima Asamblea Nacional: cese de un régimen que no fue elegido democráticamente, instauración de un gobierno de transición, cuyo único objetivo debería ser, conducir al país a un proceso de elecciones libres, con todos los agregados que ello implica. Hasta ahora esto no ha sido posible comenzar a desmontar la crisis política y en consecuencia, los mercados reaccionan cautelosamente ante este marco de incertidumbre.

¿Qué opinión le merecen los procesos de diálogo que se están llevando a cabo entre Oslo y Barbados?

-Nuestro movimiento político realizó una serie de observaciones a ese proceso de negociaciones, entre las cuales podemos destacar las siguientes: en primer lugar, no es un tema de poca monta, el que se haya aceptado como mediador a un país que no ha reconocido la legitimidad de quienes se oponen al régimen; en segundo lugar, está el hecho de que los mediadores deben ser escogidos por las partes, no se ofrecen ellos motu propio. Señalamos que, el país nacional desconocía quiénes estaban negociando y la legitimidad que tenía cada grupo para hacerlo; por último, preguntamos sobre el conocimiento y la aceptación de este proceso de negociación por parte de unos actores fundamentales para el feliz término de esta iniciativa, nos referíamos, específicamente a Brasil, Colombia y a los Estados Unidos de América. Digamos que estas eran las observaciones de mayor calado, aunadas a las cuales teníamos muchas otras que considerábamos de menor orden. Con la suspensión del mecanismo Oslo muchas de nuestras interrogantes quedaron respondidas.

¿Qué nos puede decir con respecto a GENTE?

-GENTE es un movimiento político que tiene unas características muy particulares: privilegia el trabajo social sobre el activismo político y el electoral; ofrece una amplia participación a las regiones por creer en las bondades y fortalezas del proceso descentralizador; privilegia la participación de personas que nunca han militado en política, apuntando directamente a quienes se han desarrollado en movimientos sociales, lo cual, por cierto, no excluye la posibilidad de que se puedan aceptar activistas políticos; defiende el rescate de una sociedad fundada en principios y valores; propugna una economía libre de mercado con igualdad oportunidades para todos, y rechaza frontalmente la corrupción, el nepotismo y el clientelismo político. Todos estos atributos han hecho que muchas personas se hayan atrevido a acompañarnos. Hoy tenemos presencia en 18 estados y 6 países y nuestras estructuras crecen y se fortalecen continuamente. Nuestra meta es convertirnos en una de las principales fuerzas socio políticas de Venezuela, en el mediano plazo. 

Lea también:  Según pronósticos de Hausmann economía venezolana caerá 62% en 2019

¿Ustedes mantienen lazos amistosos con la agrupación de María Corina Machado, Vente Venezuela?

GENTE forma parte de la plataforma política, Soy Venezuela, organización que lidera María Corina Machado, dentro de la cual hacen vida una serie de organizaciones políticas una de las cuales es, precisamente, Vente Venezuela. Como en toda organización plural y diversa, allí existen múltiples tendencias, pero nos une un objetivo común: superar lo más pronto posible el régimen oprobioso que controla actualmente el poder ejecutivo venezolano y que por sus características autoritarias, somete con mano de hierro a, casi todos, los otros poderes venezolanos.

Lea la entrevista original aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: