La dieta mediterránea y los beneficios para la salud

dieta mediterránea
Desde 1990 se ha estado hablando de la dieta mediterránea, que proviene de la forma de alimentarse de los habitantes de los países que comparten el Mar Mediterráneo como Grecia, España y el sur de Italia. La gente que vive en esta zona vive más años y sufren menos de cáncer y enfermedades del corazón.

La dieta mediterránea es un patrón de consumo alimentario que tiene unas características muy especiales y determinados tipos de alimentos, pero lo más importante es que se trata de una dieta muy saludable.

Estudios recientes han determinado que esta forma de alimentación es beneficiosa para prevenir y tratar patologías relacionadas con las enfermedades cardiovasculares, diabetes, entre otras.

Lea también:  ¿Problemas de sueño? Con estos consejos podrás combatir el insomnio

El aceite de oliva es uno de los pilares de la dieta mediterránea, pues constituye el aporte graso por excelencia. Se recomienda utilizarlo para freír, para cocinar alimentos y para colocarlo en las ensaladas y otros platos. Otra de las particularidades de esta dieta, es que no se debe dejar el aporte proteico, solo a las carnes, pues de debe complementar con verduras, soja, legumbres y fritos secos.

El pescado es otro alimento que no puede faltar si se sigue una dieta mediterránea, puesto que el aporte de proteína animal debe ser más a base de pescado que de carne de vaca o cerdo. Los carbohidratos también deben estar siempre presentes, puesto que en ninguna de las comidas puede faltar el arroz, pasta, galletas, cereales, frutas, vegetales, hortalizas o legumbres.

En cuanto a la sal, se debe eliminar totalmente, y en cambio se condimenta con hierbas aromáticas y especies. Los productos lácteos también deben estar siempre presentes en el menú mediterráneo, por lo que se consumen leche, yogurt y otros lácteos.  Las carnes rojas se deben limitar solo a dos veces por mes y consumir vino tinto de manera moderada.

Beneficios

Son muchos los beneficios que se le han atribuido al estilo de comer de la dieta mediterránea, entre los que destacan:

– Disminuye las posibilidades de sufrir del mal de Parkinson.

– Disminuye la incidencia del Alzheimer

– Se mantienen los niveles de azúcar en la sangre

– Ayuda a controlar los niveles de triglicéridos

– Ayuda a prevenir cardiopatías

– Reduce la presión arterial

– Reduce los niveles de colesterol malo

– Es beneficiosa para mantener un peso equilibrado, evitando la temida obesidad.

– Evita la acumulación de grasa en el abdomen

– Retrasa el deterioro cognitivo asociado con el proceso de envejecimiento.

– Previene la arteriosclerosis, por ser rica en antioxidantes

– Mejora la circulación

– Reduce el riesgo de sufrir enfermedades del sistema respiratorio

Según nutricionistas estos beneficios se obtienen siguiendo este estilo de vida, pues se evita el consumo de grasas saturadas, que contribuyen con el colesterol alto. Además por el alto consumo de vegetales, leguminosas, granos enteros y frutas, previene enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, como por ejemplo el cáncer de colon.

Lea también:  ¿Problemas de sueño? Con estos consejos podrás combatir el insomnio

Otro de los beneficios es que ayuda en enfermedades inflamatorias, además de evitar la hipertensión.

Un aspecto importante es que si no se lleva un estilo de vida sano y activo, sin excesos y con ejercicio diario, la dieta mediterránea no podrá aportar todos esos beneficios a nuestra salud.

¿Cómo te parecieron los beneficios de la dieta mediterránea?, ¿Seguirías este estilo de vida?. Si te gustó compártelo y deja tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: