«Una puñalada fue la que nos metió Bachelet»

Paciano Padrón
Más importante que ver la lista de los asistentes al Foro de Sao Paulo en Caracas, es constatar los ausentes, los Jefes de Estado que no llegaron, los estadistas que huyeron, los partidos que no participaron, las ONG que no asistieron, por no querer retratarse con el criminal Maduro.  Sin duda alguna el Informe de la señora Bachelet-socialista y fundadora del Foro de Sao Paulo-los convenció: el régimen de Maduro es victimario del pueblo. 

Paciano Padrón  @padronpaciano

Agoniza el régimen comunista, torturador, hambreador y asesino, violador de derechos fundamentales. La puñalada de los crímenes develados ha sido estocada que  tira al piso y deja en agonía al régimen de Maduro, quien calificó de “monstruo” el reciente Informe de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, admitiendo finalmente: “una puñalada fue la que nos metió Bachelet”. Sí, una puñalada en el corazón del régimen que ahora boquea en pataleos finales.

Lea también: Los adversarios de AD por Arturo Molina 

El Informe sobre los derechos innatos al hombre, que fue conocido a comienzos de julio y será discutido por la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU en septiembre próximo, es de una fuerza inmensa que deja al desnudo el régimen de Maduro, lo que lleva al expresidente Pepe Mujica, líder del socialismo latinoamericano, a admitir que el gobierno de Maduro “sí es una dictadura”, mientras Daniel Martínez, candidato presidencial del Frente Amplio en Uruguay,  tuvo que convenir: “en Venezuela hay una dictadura”.

La reciente reunión del Foro de Sao Paulo en Caracas-que costó una millonada al golpeado y maltrecho Tesoro Nacional- dejó un sinsabor en los participantes, quienes a pesar de que estaban chuleando a Maduro, saben que él es dictador y hambreador, con él no hay futuro. Más importante que ver la lista de los asistentes al Foro de Sao Paulo en Caracas, es constatar los ausentes, los Jefes de Estado que no llegaron, los estadistas que huyeron, los partidos que no participaron, las ONG que no asistieron, por no querer retratarse con el criminal Maduro.  Sin duda alguna el Informe de la señora Bachelet-socialista y fundadora del Foro de Sao Paulo-los convenció: el régimen de Maduro es victimario del pueblo.

El director de la FAO, organismo de Naciones Unidas para la Alimentación, acaba de informar que “21,2 millones de personas pasan hambre en Venezuela, es el peor caso de América Latina”. La podredumbre del narcotráfico también está develada, acaban de detectar “siete nuevas pistas de aterrizajes de avionetas del narcotráfico”, ya solo en el Estado Zulia “habrían hasta 300 en la frontera de Venezuela con Colombia”. No obstante, el narcotráfico internacional es solo uno de los invasores que hoy dominan espacios territoriales en Venezuela con la anuencia del régimen vende-patria de Maduro, el que igualmente ha dado acceso a la guerrilla colombiana, al terrorismo internacional, a oficiales y soldados cubanos e iraníes, que protegidos con la soberanía del Estado venezolano y con nuestra bandera tricolor, hacen de nuestro territorio zona de impunidad para el crimen organizado.

El dinero de la corrupción ha comenzado a aparecer en Estados Unidos y Europa, ahora enciende las alarmas en un apacible principado de habla alemana ubicado entre Austria y Suiza; en efecto, en medio de castillos medievales y paisajes alpinos aparece cuantioso dinero de la corrupción venezolana en el paraíso fiscal que es el principado de Liechtenstein; millones y millones de euros en el Union Bank y en otros centros financieros, fruto de la podredumbre en Venezuela.

Lea también:  Encierro, destierro o entierro por Noel Álvarez

Tamara Sujo, quien tiene abiertos expedientes contra Maduro en el Tribunal Penal Internacional por tortura rigurosamente probada, indica el procedimiento habitual: “golpes, descargas eléctricas y abusos sexuales”.

Como si fuera poco lo antes dicho, el régimen criminal agoniza ante el rompimiento de la unidad de sus cuadros, unidad que era férrea e impenetrable; sucumbe ante el aislamiento internacional, la deserción masiva de militares, la delincuencia desatada, el hambre, la inhumana inflación y la muerte del bolívar que afecta a todos. Es hora de apretar el paso, no es tiempo de rendirse, ni espacio para el desaliento. Si en algún momento la esperanza debe ser firme es ahora. Se lo han robado todo, que no nos quiten la esperanza.

E-Mail: pacianopadron@gmail.com

Twitter: @padronpaciano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.