Gobierno de Maduro planea incorporar a Venezuela a sistema de pagos de Rusia

Maduro Putin Rusia
Rusia creó su propio sistema internacional de pagos, de ámbito mucho más reducido, en 2014 cuando fue amenazada con ser excluida del SWIFT por su intervención en Ucrania; sin embargo, esa medida nunca se concretó para no afectar a grandes empresas de ese país.

Como alternativa al sistema internacional de interconexión de pagos y otras transacciones, conocido como sistema SWIFT, el gobierno de Nicolás Maduro planea utilizar un sistema de pagos desarrollado por Rusia.

Lea también:  En los últimos 20 años han cerrado 370.000 empresas en Venezuela

Bloomberg publicó que dos fuentes relacionadas con las negociaciones suministraron la información y que aseguraron que esta medida se está analizando en previsión de una posible profundización de las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos.

Dichas sanciones eventualmente penalizarían las transferencias y otras operaciones originadas o dirigidas a Venezuela.

El SWIFT es un sistema internacional de interconexión financiera administrado por la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales (Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication, SWIFT), con sede en Bélgica, que interconecta de manera permanente a más de 12.000 instituciones financieras en más de 204 países, e incluye a todos los grandes bancos internacionales.

Este  sistema permite tramitar  transferencias, las cuales incluyen remesas, créditos internacionales, operaciones de compraventa de divisas y valores, entre otras transacciones, registradas con un código internacional que certifica la confidencialidad y seguridad de las operaciones.

Bloomberg además señala que moverse al sistema ruso de interconexión de pagos permitiría al gobierno de Maduro realizar operaciones internacionales no trazables con bancos pequeños.

Lea también:  BCV ordena a la banca agilizar compraventa de divisas al menudeo

Asimismo la administración chavista está pidiendo a proveedores y clientes que abran sus cuentas para procesar los pagos, financiados por operaciones con oro de reservas, las cuales están bajo la lupa de Estados Unidos y la Unión Europea.

Rusia creó su propio sistema internacional de pagos, de ámbito mucho más reducido, en 2014 cuando fue amenazada con ser excluida del SWIFT por su intervención en Ucrania; sin embargo, esa medida nunca se concretó para no afectar a grandes empresas de ese país.

Con información de Bloomberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.